|  

Edición
Impresa

25 de septiembre

Imagen Zacatecas edición del 25 de septiembre de 2021

Con… Ciencia – Alcohol y drogas (II)

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Opinión.

Hace 100,000 años nuestros antepasados emigraron de África, en búsqueda de nuevas tierras encontraron diferentes plantas y experimentaron con su consumo; así ocurrió el encuentro humano con la amapola de opio en el Mediterráneo y cannabis en Asia, esta experiencia permitió que muy rápido se dieran cuenta de los estados de alteración que provocaban al consumirlas. Desde entonces hasta hoy en día existe una controversia acerca del uso de estimulantes que alteren nuestro estado de ánimo.

La evidencia científica implica que, a pesar de la diversidad de plantas y hongos en África nuestros primeros antepasados rara vez usaban drogas, si acaso para estimular trances durante rituales, pero no está comprobado; para su estilo de vida resultaba extraño la necesidad de “escapar”.

La agricultura provocó el establecimiento de los primeros asentamientos humanos, con el cuidado de plantíos se produjo un excedente de azúcares y almidones que, triturados y dejados en fermentación, de manera mágica se transformaron en bebidas atractivas al gusto y embriagantes de la conciencia.

El alcohol fue descubierto varias veces de diferente manera. Hace 9,000 años en China se usaba, arroz trigo o cebada para producir Baiju (licor destilado claro). Hace 8,000 años eran usuales en Roma las bacanales con Vino de uva fermentada (Baco dios del Vino). Hace 5,000 años los sumerios fermentaron malta para producir Cerveza. Los aztecas elaboraron Pulque con la misma especie de agaves que se utiliza hoy para producir Tequila. Los Incas elaboraban Chicha que es una especie de maíz fermentado. De esta manera cada civilización utilizó plantas, granos o frutas producto de su actividad agrícola para fermentar y destilar bebidas alcohólicas.

Una teoría científica menciona que el uso de las drogas y el alcohol en la humanidad, se desarrolló en respuesta a los grandes males de nuestra evolución. Las civilizaciones crearon muchos problemas (guerras, enfermedades, desigualdad de riqueza y poder), contra los cuales muchas personas resultaron impotentes. Quizá cuando los humanos no pudieron cambiar sus circunstancias, optaron por el consumo de drogas o alcohol para estimular y transformar su estado de conciencia y su realidad.

[email protected]

Don`t copy text!