|  

Edición
Impresa

28 de noviembre

28 de noviembre

El Runrún: Se enciende la contienda en Fresnillo

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
El domingo debatieron los candidatos a la alcaldía de Fresnillo y el distrito 6.

Sacó chispas el debate entre candidatos a la presidencia de Fresnillo. Principalmente en el discurso de tres protagonistas: el petista Víctor Bravo Piña, el morenista Saúl Monreal y Javo Torres de la alianza PRI-PAN-PRD. El del PT fue explosivo. Recriminó el pasado de corrupción que ha tenido el PRI y que Benjamín Medrano, en lugar de darle la pluri “debería estar en la cárcel” y criticó resultados del actual ayuntamiento. Saúl Monreal, sin caer en provocaciones, respondió que con el apoyo del presidente Andrés Manuel López Obrador y su hermano David Monreal en la gubernatura se logrará la tranquilidad de los fresnillenses. Javo Torres reprochó los problemas de inseguridad y criticó sueldazos como el de los regidores, que dijo andan en los 60 mil pesos mensuales. Javo también condenó la creación de empresas para hacer negocios en el ayuntamiento, como lo hizo alguna vez el exfuncionario Robert Jason Barker. Bravo Piña aprovechó el desgaste natural de los contendientes más fuertes, pues Javo y Saúl ya han sido alcaldes. Los fresnillenses exigen resultados. Los candidatos saben que los temas sensibles son la seguridad, combate a la corrupción y conservar y atraer nuevas inversiones en el municipio económicamente más importante del estado.

Petistas con todo

El petista Chuy Cid también dio discursos explosivos en el debate entre candidatos al distrito 6. “Gandallas y cínicos son todos aquellos políticos que en cada elección vienen a pedir el voto, y nunca regresan ni para dar las gracias. Hay otros quienes aprovechan sus puestos para meter a toda la familia. Visto está que solo les interesa enriquecerse”, dijo. A todos ellos los calificó como “hijos de la chingada” y resulta que en el PT, como en los partidos en general, hay personas que encajan en ese perfil. Lo saben en las dirigencias mismas del PT, nacional y estatal.

Intrigas en Jerez

Mientras acababa el debate entre candidatos a la presidencia de Jerez, el pasado sábado, hubo una agresión contra el abanderado de Morena, Humberto Salazar, que estuvo ausente en el evento. Dispararon balas o balines contra su camioneta. Algunos no tardaron en querer sacar raja política de la situación. Pero es delicado, mientras avanzan las investigaciones, lanzar acusaciones de que el ataque habría tenido motivaciones políticas. Lo único cierto es que hay daños en el vehículo del morenista. No se descarta incluso que hubiera sido un simple acto de vandalismo sin vínculos partidistas. Ayer Humberto convocó a conferencia de prensa, pero canceló de último momento. La gente de Pepe Pasteles no quiere que les vayan a achacar el cristalazo.

En la mira de panistas

Sobre advertencia no hay engaño, advierte el exdiputado local Felipe Cabral. El priísta dice que si el panista Osvaldo Contreras logra colarse como legislador migrante, las organizaciones de paisanos le pedirán al Trijez que se le revoque el nombramiento. Alega Contreras que puede acreditar la residencia migrante, pero los paisanos priístas alegan que él y su suplente Joel Mariñelarena González firmaron un documento, bajo juramento de decir la verdad, afirmando ser migrantes y no lo son. Las diputaciones migrantes, sentencias los paisanos, deben quedar en manos de legítimos políticos con carácter binacional, así tengan que ser de la tercera o cuarta fuerza en la votación.

El ungido

En la batalla por el distrito local 2, el ungido del senador Ricardo Monreal no es la neomorenista Gaby Pinedo, aunque lo quisiera su padre Filomeno Pinedo. El verdadero apoyo del monrealismo está con Pepo Márquez, político joven y una de las promesas de Fuerza por México, y que trae buen ánimo para posicionarse en el distrito. Catalina Monreal dio indicaciones a los del partido rosa para apoyar a David Monreal en este proceso electoral e ir trabajando para el proyecto de Ricardo en el 2024.

Pleito en la 4T

El pasado fin de semana, hubo broncas en la coalición Morena-PT-PVEM-Panal durante un mitin en Luis Moya. Sucede que Guadalupe Silva, el candidato a la alcaldía del PVEM, andaba haciendo campaña por su lado, cuando lo invitaron a que se sumara a un mitin de David Monreal en la cabecera municipal. Silva se acercó en su vehículo, pero no se quiso bajar. Sintió que el verdadero protagonismo para el ayuntamiento se lo habían dado al morenista Juan Ramón Lomelí.

Don`t copy text!