|  

Personas diferentes

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Juan Carlos Ramos León.

Las más recientes producciones de contenido para cine y televisión están siguiendo una tendencia muy marcada de incluir en sus guiones personajes con preferencias sexuales diferentes a los modelos naturales de hombre y mujer. Tales son los casos de personajes homosexuales, transgénero, etc.

Ya es muy “normal” encontrarlos hasta en series o películas infantiles. Y yo creo que la idea es esa, que todos veamos estas condiciones cada vez como algo más normal.

Los padres de familia debemos de estar más alerta que nunca al respecto. Nuestros hijos siempre han estado expuestos a elementos que les confunden en los procesos de formación de sus personalidades.

Ahora se enfrentan a modelos que están diseñados para lograr una deformación casi sistemática, es decir, parece que se les quiere aleccionar con respecto a muchas cosas como romper con lo tradicional y elegir hasta el género que quieren tener siendo que la naturaleza ya eligió antes por ellos.

Los instruyen con testimonios de personas que se consideran “atrapados” en cuerpos que no son suyos pues, teniendo cuerpos de hombres son mujeres por dentro o viceversa.

Digo que los padres de familia debemos de estar muy alerta porque, por una parte, no podemos permitir que se les desvíe de la formación que estamos obligados a darles, que pierdan la orientación sobre los caminos que sí pueden elegir. Pero debemos hacerlo con la delicadeza necesaria para que tampoco se conviertan en discriminadores de este tipo de personas.

Se acepta a las personas, no las ideologías torcidas. Y la forma como debemos de hacerlo es estando presentes en sus vidas para analizar los contenidos de los programas que ven, saber cuáles son sus gustos y si ha habido algo que les genere inquietud.

Procurar que eviten aquellos contenidos que, debido a esto, no sean apropiados, y procurarles otros que favorezcan le reafirmación de los principios y valores que les inculcamos en casa y en las instituciones educativas que les elegimos para complementar su formación. Y mucha comunicación. Crear y mantener sólidos vínculos de confianza con ellos. Si en alguien deben de confiar siempre es en sus padres.

Don`t copy text!