Con… Ciencia. Abstinencia en el consumo de alcohol

La decisión para dejar de consumir alcohol resulta de gran beneficio para las personas a nivel cerebral.

¿Cuánto tiempo se requiere para que el cerebro humano se recupere del consumo excesivo de alcohol?

La decisión para dejar de consumir alcohol resulta de gran beneficio para las personas a nivel cerebral; como consecuencia de esta abstinencia se recupera grosor en regiones de la corteza cerebral, esta se identifica como la capa arrugada externa del cerebro, todo esto de acuerdo con el resultado de un estudio publicado en la revista Science Direct.

Esta investigación da cuenta que las personas con trastorno por consumo de alcohol (AUD, Alcohol use disorder) con frecuencia presentan un adelgazamiento en las regiones de la corteza cerebral, la cual es fundamental para muchas funciones cognitivas. Anteriores investigaciones dejaban ver que algunas regiones cerebrales se recuperaban si una persona dejaba de beber, pero se desconocía en cuánto tiempo se lograba la recuperación.

La investigación científica más reciente descubrió que las personas que dejan de beber logran un mayor grosor de la corteza cerebral con el tiempo, de manera más rápida durante el primer mes de abstinencia y de manera constante a lo largo de 7.3 meses, tiempo en el que el grosor es casi comparable con el de las personas sin AUD.

El consumo excesivo de alcohol provoca que se deprima el sistema nervioso central. En algunas personas, la reacción inicial puede ser una sensación de aumento de energía, pero a medida que se continúa bebiendo, se genera somnolencia hasta llegar a perder el control de las acciones.

El alcohol en exceso afecta el habla, la coordinación muscular y los centros vitales del cerebro. Un consumo excesivo de alcohol puede, incluso, provocar un coma que ponga en riesgo la vida hasta provocar la muerte. Esto es especialmente preocupante cuando además de alcohol se consume determinados medicamentos que también deprimen la actividad cerebral.

Consumir bebidas alcohólicas en exceso puede reducir las habilidades de razonamiento y disminuir las inhibiciones, lo que da lugar a tomar  decisiones erróneas, situaciones y comportamientos peligrosos tales como: Accidentes automovilísticos y otros tipos de lesiones accidentales, como ahogarse, un desempeño deficiente en el trabajo o en la escuela, aumento en la probabilidad de cometer delitos violentos o de ser víctima de un delito, problemas con el consumo de otras sustancias y participación en relaciones sexuales riesgosas y sin protección así como ser víctima de abuso sexual o de violación.

[email protected]




Más noticias

Luis Fernando Ojeda Ánimas
Luis Fernando Ojeda Ánimas
Luis Fernando Ojeda Ánimas

Contenido Patrocinado