|  

El tiempo - Tutiempo.net

El enemigo en casa

El enemigo en casa

Juan Carlos Ramos León

   |  16 diciembre, 2019

Hoy en la Opinión de Juan Carlos Ramos León.

Me da la impresión de que las auténticas feministas no se han percatado de que tienen al enemigo en casa.

La Real Academia Española define el “feminismo” como “principio de igualdad de derechos de la mujer y el hombre”. La historia ha castigado severamente y sin razón a las mujeres al considerarlas inferiores al hombre. Todavía hay ciertas culturas y religiones que lo siguen haciendo. Hay que luchar contra eso, sin lugar a dudas.

De esta forma se supondría que una feminista sería aquella que pugna por esa igualdad de derechos entre la mujer y el hombre. Lamentablemente este ideal del feminismo legítimo se ha desvirtuado debido a que se han metido hasta la cocina promotoras de otras causas que resultan ser todo menos feminismo.

Así, andan unas equivocadas queriendo suplantar al hombre empezando por exigir que se les trate como a éste y llegando al extremo de declararle la guerra en calidad de acérrimo enemigo. Otras pretenden combatir la violencia con otro tipo de violencia en contra de quienes ni siquiera tienen la culpa.

La mujer no es igual al hombre. Es complementaria. La mejor prueba de esto es que la especie humana no podría prevalecer si faltase uno o el otro. Ambos géneros fueron creados naturalmente con claras características físicas, mentales y psicológicas distintas que, al combinarse, encuentran un dinamismo casi perfecto.

El usar a la mujer como objeto es algo profundamente despreciable, pero la lucha porque la mujer sea vista como sujeto y no como objeto es de los dos. Todavía hay mujeres que disfrutan de ser vistas como objeto. La feministas también deberían de contemplar eso y tener en el mapa iniciativas que tengan como alcance una seria concientización de aquellas de su propio género.

Feminista: no todos los hombres son violadores y, por lo tanto, tus enemigos. Es más, tu enemiga, la chica que actúa para un video de reguetón en el que se aprecian, se escuchan y hasta se promueven conductas claramente violentas en contra de tu propio género.

Mujer, ¡sé lo que eres! y no permitas que otras que no pretenden lo mismo que tú ensucien lo justo de tu causa de ser respetada y valorada en tu dignidad como ser humano.

*[email protected]

Comentarios

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos.