Coherencia en el discurso - Imagen Zacatecas

  |  

El tiempo - Tutiempo.net



Coherencia en el discurso

Coherencia en el discurso

Gerardo Luna Tumoine

   |  4 mayo, 2021

Gerardo Luna Tumoine.

El arte de debatir no es nuevo, tiene sus orígenes en civilizaciones muy antiguas. Puedo afirmar que la cuna de la argumentación es la cultura griega, en Atenas. Desde Protágoras que fue el primero en usar esta forma de confrontar ideas, pasando por los sofistas que eran profesores ambulantes que sostenían que las verdades no eran mejores ni peores, si no es mejor bien argumentadas.

Sócrates por su parte practicaba un método inductivo llamado mayéutica que le permitía llevar a sus alumnos en la resolución de los problemas que se plantearon por medio de hábiles preguntas cuya lógica iluminaba el pensamiento. De ahí tanto Platón, Aristóteles y hasta Cicerón contribuyeron en gran parte a la retorica, sin olvidar la edad media con Erasmo de Rotterdam.

En Estados Unidos el debate se incorporó al sistema educacional como parte de la formación intelectual para llegar al éxito razonado.

El debate electoral es una pieza clave en el modelo de comunicación política de las democracias. La exposición de ideas plataformas y propuestas en las contiendas resulta fundamental no sólo como una estrategia de propaganda sino como una forma de crear un espacio para la transparencia.

Veo con tristeza que hay personas que nos saben que es debatir, van sin un plan, sin argumentos y sin objetivos. La participación de la ciudadanía en los debates es fundamental como herramientas para incentivar que la confrontación de ideas sea razonada.

La retórica es el conjunto de reglas o principios que se refieren al arte de hablar o escribir de forma elegante con corrección y con el fin de deleitar conmover y persuadir, es la disciplina que estudia la forma y propiedades un discurso.

Los líderes necesitan reconocer que una sociedad es solidaria, que debe crear una riqueza de oportunidades laborales con sentido, de tal manera que cada persona pueda contribuir y tenga la oportunidad de hacer una familia social compasiva, de ofrecer a los niños una educación y preparación que enriquezca sus vidas tanto con una comprensión ética como con habilidades prácticas que pueden conducir a su seguridad económica y paz mental.

Una sociedad compasiva debe proteger a los más vulnerables con políticas que no entrampen a las personas en la miseria y dependencia.

Ninguna ideología ni partido político tiene todas las respuestas, porque las creencias equivocadas de todas partes contribuyen a la exclusión social y para trascender le harán falta soluciones innovadoras de todos los extractos sociales, porque la igualdad es la convergencia de distintos.

Comentarios

Don`t copy text!