|  

Edición
Impresa

01 de diciembre

01 de diciembre

15 de septiembre

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Víctor Manuel Silva Galaviz.

La lucha por la Independencia de México inició la madrugada del 16 de septiembre de 1810, don Miguel Hidalgo y Costilla lanzó el “Grito de Dolores”, donde se pronunció un discurso con el grito de: “Viva la América y mueran los gachupines”. Tal y como se lee en los ‘Sentimientos de la Nación’  José María Morelos propone  festejar  el 16 de septiembre, aunque durante el Porfiriato, el presidente Porfirio Díaz, tomó la decisión de retrasar la celebración al 15, día de su cumpleaños, algo así   hizo el actual gobierno federal cuando presentó el plan para conmemorar en 2021 los 700 años de la fundación de México-Tenochtitlán, 500 años de la Memoria Histórica de Tenochtitlán y 200 años de la consumación de la Independencia de México.

¿Por qué festejamos el inicio y no el termino de la independencia?

Morelos, quien fungiría como ideólogo del movimiento y cuyo documento Sentimientos de la Nación, de 1813, serviría como base de pensamiento para Vicente Guerrero y Guadalupe Victoria, entre otros independentistas que lograrían concretar la separación de México de la Corona Española.

En el caso de Iturbide era de la monarquía, era realista, un hombre conservador, cuando se da cuenta de que ya es insostenible la Colonia, se va con los insurgentes, dialoga y tienen su Abrazo de Acatempan, pero Iturbide piensa una monarquía constitucional mexicana, un Imperio Mexicano, mientras los insurgentes, con Guadalupe Victoria y otros, tenían la visión de una república federal.

Esto se refleja en los primeros años de independencia, desde el establecimiento del Imperio Mexicano, encabezado por Iturbide primer presidente o algo así, su posterior derrocamiento y el establecimiento de una república envuelta en pugnas entre conservadores y liberales.

La reflexión debe ser, entonces, ¿por qué reconocemos a los iniciadores? Porque estaban bajo un ideario, un bagaje ideológico y político establecido, mientras que ya en la Consumación, estaban las dos fuerzas en disputa para ver quién le daba el rumbo al País.

La independencia de México se consumó el 28 de septiembre de 1821. Ese día se firmó el Acta de Independencia del Imperio Mexicano a partir de la firma de esta Acta de Independencia, México empezó a ser reconocido por otros países y a actuar como nación soberana.

“México ha vivido de héroes y mitos, y esa condición nos ha costado cara porque ha generado en nosotros falsos recuerdos, ha exagerado nuestros reflejos, ha mantenido viejas llamas, nos ha vuelto a veces amargos y soberbios”.  Enrique Krauze.

Don`t copy text!