|  

Edición
Impresa

17 de octubre

17 de octubre

El Runrún: Pago de nómina magisterial, problema nacional

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Rafael Flores, jefe de la Oficina de la SEP. | Foto: Cortesía.

Zacatecas no es la única entidad que necesita el rescate de la Federación para solventar los compromisos de nómina con el magisterio. El secretario de Finanzas, Ricardo Olivares, tendría hoy una reunión con Óscar Flores, titular de Administración y Finanzas de la SEP, y el zacatecano Rafa Flores, quien ha buscado que su jefa Delfina Gómez ayude a la entidad. El asunto es delicado porque se trata de un problema nacional en el que varias entidades están pidiendo rescate al presidente AMLO y la inclusión de docentes a la nómina federal. El peor caso sería Michoacán. Al gobernador saliente Silvano Aureoles le ha ido como en feria ante las protestas del magisterio, aunque también las han tenido en Colima, Veracruz y hasta Nuevo León. El gobierno de David Monreal en Zacatecas está decidido a que la Federación cumpla. El mandatario insiste en que allá está la solución, pues “en el estado no está en recurso”. Según gobierno estatal, son 669 millones de pesos los que tiene pendiente este año de depositar la Federación para salarios de maestros.

Divisiones
Mientras emprenden acciones de protesta, hay sospechas de “división” dentro del mismo magisterio. Primero, porque en algunos sectores sí recibieron sus quincenas. Los compromisos pendientes son parciales y dicen que hay algunos con más motivos para manifestarse que otros. Luego, el líder de la Sección 58 del SNTE, Óscar Castruita, se deslindó de lo que hicieran Marcelino Rodarte y otros grupos disidentes en el magisterio. Estos últimos quieren comenzar una marcha desde Centro de Idiomas de la UAZ a partir de las 8 de la mañana. No están coordinados los diferentes grupos de manifestantes y sospechan que hay líderes sindicales que negociarían por separado.

En el cuarto lugar
El Poder Legislativo de Zacatecas no es de los más onerosos ni de los que más presupuesto tienen en el país. Pero sí se toma en la proporción de su presupuesto con el número de habitantes, resulta ser el cuarto Congreso estatal más costoso, solo por debajo del de Quintana Roo, que sale en 372 pesos anuales por habitante; Sonora, con 339 pesos; y Nayarit, 303 pesos. Zacatecas presupuestó este año 326 millones de pesos para la Legislatura y 146.5 millones para las oficinas del auditor Raúl Brito, que forma parte de este poder. Según el Instituto Mexicano para la Competitividad, el Legislativo le cuesta a cada zacatecano 291 pesos. Entre las propuestas de ajustes, valoradas por el ala morenista (especialmente el diputado Ernesto González), no se descarta un bajón al presupuesto de la auditoría, como lo han hecho en la Ciudad de México y Durango. En este último, el tijeretazo fue tan brutal, de un 40%, que el auditor de ese estado prefirió renunciar. El secretario del Congreso de Zacatecas, Lalo Rodríguez, analizaría medidas mucho menos radicales para ahorrar dinero.

Martinez, solo para servirse
Mucha razón tenía el regidor de Guadalupe Rafa Rodríguez cuando le recriminaba a gente de la UAZ: “ustedes están aquí no’más por el salario”. Hay docentes que sí se preocupan por hacer su chamba y mejorar sus clases, pero nada de eso le interesa al líder sindical José Juan Martínez. Más ocupado en las grillas, en que lleguen las primas de antigüedad y que no le modifiquen el contrato colectivo, Martínez se olvida de cómo mejorar la atención en línea para los estudiantes, en los que reportaron más de 10 mil reprobados en un semestre. El dirigente del SPAUAZ no hace ningún esfuerzo que no sea para estirar la mano, pero para dar algo de sí jamás.

Runrunazos
Ni Noemí Luna ni Miguel Torres, ambos diputados federales, le dan crédito al llamado de la senadora Chole Luévano. A la panista y el perredista no se les olvida que Chole apoyó la desaparición del fondo minero para Zacatecas y creen que el llamado para pelear más presupuesto es puro show. Los legisladores federales que no son de Morena ni aliados esperan coordinación con el Ejecutivo, no con Chole, para formar un frente de gestiones en la Federación. * El presidente de Fresnillo Saúl Monreal no oculta los problemas. Reconoce que hay comunidades de su municipio en la que los pobladores han abandonado sus casas por temor a la inseguridad. El Cachorro es de los presidentes que mantiene las exigencias más enérgicas en el tema de seguridad. Esas exigencias van parejas, tanto para el estado como la Federación.

Don`t copy text!