|  

Edición
Impresa

19 de octubre

19 de octubre

El Runrún: Laviada, cerca de Amalia y MC

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Enrique Laviada.

Anticipan desaparición del Issstezac
Ratifican a Fernando Arteaga como líder de Morena, “¿ya para qué?”
Genera polémica regidor de Guadalupe con dos chambas

“Yo sí le entro”, habría dicho Cuauhtémoc Calderón respecto a los acuerdos para que se integre como dirigente estatal de Movimiento Ciudadano. Ese arreglo, dicen, va muy avanzado y se habría negociado con la exgobernadora y diputada federal Amalia García. Pero Cuauhtémoc no sería el único perfilado a nivel local para integrarse al ejército naranja. El futuro diputado local, Enrique Laviada, también está en pláticas con la exgobernadora. Y se dice que hace unos días, él y Calderón tuvieron una reunión en la Ciudad de México con el mismísimo jefe nacional de MC: el senador Dante Delgado. Luego de esa reunión, según dicen, cuando se disponían a regresar a Zacatecas se toparon con David Monreal en el aeropuerto. Cuauhtémoc intercambió un breve y tímido saludo con el gobernador electo. Laviada se mantuvo en modo discreto.
En la tradición oral del D21 dicen que ni Enrique ni Laviada quedaron muy contentos en el colectivo. Reclamaron supuestamente una mayor atención política y protagonismo. Hasta el momento, Calderón ya habría tomado su decisión: se va con todo a Movimiento Ciudadano e incluso busca ya acercamientos con el diputado federal Jorge Álvarez Máynez, una de las figuras del partido naranja. Laviada, prudente y cauteloso, también está cerca de los naranja, pero no con ellos todavía. Este 7 de septiembre rendirá protesta como diputado local, gracias a que estuvo en la lista de candidatos pluri de Morena. Luego, anticipan que se declararía como legislador independiente, antes de integrarse a cualquier otro equipo.
Ruptura

Advierten entre los grupos davidistas que si Laviada termina por irse, sería de las primeras rupturas para el gobierno entrante, aunque desde la campaña algunos ya lo veían venir. El caso sería muy similar al de Navidad Rayas en 2018: llegó al Congreso local gracias al Revolucionario Institucional, pero luego por supuestas presiones para que se bajara de la lista de pluris, terminó acoplándose a la bancada de Morena. Y según dicen, ni entre los mismos guindas supo ser agradecida.

Se acabó

Chuy Padilla y los demás diputados que querían impulsar la reforma al Issstezac tiraron la toalla. No hay condiciones para aprobarla. Los sindicatos se les echaron encima. Y en esas condiciones advierten que lo que viene no será una reforma para rescatar la viabilidad financiera del instituto, sino la desaparición de este.

Hoy mismo darán a conocer el terrorífico diagnóstico en el que, anticipan, lo procedente será la liquidación del organismo de pensiones. No hay remedio, dicen.

Desde dentro y desde afuera, este instituto se hunde cada vez más. Para rescatarlo, si el tema de la reforma no fuera una opción, se le tendría que inyectar dinero constantemente.

Los diputados entrantes tampoco van a hacer nada, por lo menos en los primeros días. Aunque hay varios que ya han sido legisladores antes, los primeros meses los van a tomar para ir acoplándose, como una especie de turismo legislativo.

El problema vendrá cuando se tenga que discutir el presupuesto para el 2022 y ahí se valore el subsidio necesario para el sistema de pensiones, si es que para entonces no ha tronado.

Insisten los actuales diputados que el Issstezac ya no aguanta. Y será tarde para intentar una resucitación.

Candil de la calle, oscuridad de la casa

La diputada Alma Dávila, a quien le negaron la relección, tomó como bandera la causa del Issstezac para, dice ella, defender los derechos de los trabajadores. Pero de la UAZ, la institución en la que también cobra y enfrenta problemas similares, la diputada no dice nada. Ni tampoco aquellos académicos jubilados que ganan más que sus similares en activo. El asunto se limita a una mala planeación a largo plazo y una indiferencia hacia las generaciones futuras. Evidentemente, de la mayoría privarán los intereses particulares por encima de los colectivos.

El gol de la honra

A Fernando Arteaga le restituyeron sus derechos como dirigente estatal de Morena, pero a estas alturas del partido ya no tiene mucho sentido. El proceso electoral terminó. Morena se convirtió en el partido oficial y Arteaga nunca influyó en la designación de candidaturas. Si Fernando estará otra vez en el comité ¿ya para qué? Se supone que para octubre comenzaría el proceso de renovación del partido. Arteaga nunca pudo poner a los candidatos que quiso. Tampoco podría despotricar contra el futuro gobierno morenista de David Monreal porque los estatutos no lo permiten y para colmo tendrá que atender las multas contra el partido. A Fernando lo desconocieron como dirigente, luego de un proceso contra él en la Comisión de Honestidad y Justicia de Morena por temas de gastos administrativos del comité estatal, incluyendo la compra del edificio para el partido. Ese proceso sigue abierto, pero se levantaron las medidas cautelares. Bertha Luján, presidenta del consejo nacional del partido, anduvo en Zacatecas para ratificar al dirigente. Pero dado el panorama actual, la restitución de Arteaga es más como un premio de consolación, o como el gol de la honra en un partido que ya se perdió. A nadie del primer equipo del próximo gobierno le interesaba mucho el control del comité estatal. Al diputado Omar Carrera sí, y en todo caso es el principal afectado por el regreso de Fernando.

Cuenta la leyenda que en 2018 los Monreal todavía le tenían algo de consideración a Fernando, solicitándole algunas propuestas para candidaturas. Pero en este 2021 no le dejaron decidir nada. Arteaga estuvo invisible en el proceso electoral.

Debaten el dobleteo

Las cosas se pusieron calientes en el cabildo de Guadalupe cuando se discutió el regreso del regidor Carlos de Ávila, que también se desempeña como subcoordinador del Instituto de Investigaciones Legislativas en el Congreso local. Y hubo confrontaciones del mismo Carlos con compañeros como la edil Oralia Félix.

— Yo tengo un precedente, pues también en la anterior ocasión que fui regidor nunca estuve separado del cargo de asesor parlamentario, y fui regidor un año y jamás hubo una sola observación de los órganos de la Auditoría Superior.

— Carlos. Y dices que no habría problemas. Yo soy universitaria, orgullosamente UAZ, y sí hay problema. Tan hay problema que yo desde el primer momento que estoy aquí como regidora, yo pedí permiso con una licencia sin goce de sueldo.

— Yo no percibiría dos salarios porque los emolumentos que recibe un regidor no son salarios. Es una dieta. No me pagan vacaciones, no me pagan aguinaldo, no estoy dado de alta en el seguro social.

Y al final se le dio la aprobación al edil, aunque para este se trató más bien de un aviso. Pero dicen, la discusión puso en la mira otros funcionarios que dobletean jornada, en distintos niveles de gobierno, y que en algunas ocasiones se les ha sancionado. Otras no.

Secretaría del Verde

Ya es un acuerdo que la Secretaría del Agua y Medio Ambiente se asignaría, otra vez como cuota, al Partido Verde Ecologista. Todo indica que sería la diputada Susana Rodríguez quien se perfilaría para esta dependencia, aunque Lyndiana Bugarín también está peleando el espacio. Y uno de los grandes pendientes que dejará la dependencia, además de lo de un proyecto de abastecimiento de agua potable, será un programa verificador de emisiones de vehículos.

Es probable que esa verificación no se aplique en los primeros años del gobierno de David Monreal, pero es casi un hecho que tendrá que hacerse en el sexenio.

Chabelismo o experiencia

Al menos hasta ayer, todavía no se definía la coordinación de Acción Nacional en la futura Legislatura. Pero se visualizan dos opciones. Si se inclinan por el tema de la experiencia, el coordinador será Guadalupe Correa, aunque se dice que en el comité estatal no les gustó que en la actual Legislatura este se haya enfocado más en temas de su distrito de Tlaltenango, como le pidieron sus votantes. La otra opción para liderar el bloque panista es María del Mar de Ávila. Y lo más posible es que sea ella la elegida. La respalda su membresía del grupo del exdiputado federal Chabelo Trejo, y que ya tendría algunos compromisos para integrar su equipo de asesores. Marymar se llevaría a Octavio Gamboa, dirigente panista en la capital, y a Alma Ayala, prima de la diputado federal y dirigente estatal Noemí Luna.

Las bancadas del PRI y Morena serán lideradas por mujeres: Gaby Basurto e Imelda Mauricio respectivamente, y parece ser que en el PAN también será así.

Runrunazos

Ricardo Flores El Chicarcas no se va a la Ciudad de México. Hará mancuerna con Laura Becerra. Él para secretario y ella para la presidencia estatal del PAN. Tere López García también se lanzaría por la presidencia. Y valoraría una alianza con grupos importantes de Acción Nacional. Elizabeth Mauricio La Winnie es otra de las que alzaron la mano, pero no tiene oportunidad de competirle a las dos primeras. **Hoy a las 10 de la mañana presenta su informe el senador José Narro en el Teatro Calderón. El tamaulipeco ha tenido altibajos. Si bien en la Cámara Alta lo hicieron vicepresidente de la Mesa Directiva, en lo local ha perdido fuerza con su Frente Popular de Lucha. A final de cuentas, Narro sigue siendo uno de los influyentes en la 4T.

Don`t copy text!