|  

El Runrún: Claman gobernadores seguridad a la 4T

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Rosa Icela Rodríguez, Alejandro Tello y Arturo López Bazán.

No solo es el gobernador Alejandro Tello de Zacatecas. Enrique Alfaro, de Jalisco; José Rosas Aispuro, Durango; José Manuel Carreras de San Luis Potosí y otros mandatarios de la región tienen sus propias exigencias de seguridad a la Federación. El desborde de la violencia es un asunto de carácter nacional que urge atención del nivel más alto de gobierno. Después de todo, es uno de los compromisos que el presidente Andrés Manuel López Obrador tiene con el país. El gobernador Tello había declarado que el estado “está al límite” y por eso tendría este jueves una reunión con la secretaria de Seguridad de Gobierno Federal, Rosa Icela Rodríguez, a la que asistirá también Arturo López Bazán, titular de la SSP en Zacatecas. La situación es grave que no será el único mandatario que recibirán. Por lo menos Alfaro y Rosas Aispuro también pedirán ayuda a la funcionaria federal. Los límites entre Durango y Zacatecas se han clasificado como zona de riesgo.
Ricardo Gallardo, gobernador electo de San Luis Potosí, consultará con AMLO y Rosa Icela el nombramiento de su titular de Seguridad Pública. Siguiendo esa línea, también lo hará David Monreal en Zacatecas, pero deberá ser muy selectivo y evitar contrataciones como el del general Froylán Carlos Cruz, que acabó destituido por sus malos resultados.

Purga en el PAN
Los panistas que mantendrán o conseguirán huesos andan entretenidos en capacitaciones para alcaldes, síndicos, regidores y diputados. La dirigente Noemí Luna, futura diputada federal, se fue a la Ciudad de México para ver temas de agenda legislativa. Cuando regrese se iniciarán trámites de expulsión contra los panistas que jugaron en contra e incluso aparecieron en las planillas de otros partidos. Lupita Medina, excandidata a la gubernatura por el PES; su pareja Arturo Ramírez y la diputada Emma Liseth López ya presentaron su renuncia, pero hay otros a quienes les quieren apresurar su salida. Un perfil que la dirigencia panista tiene en la mira es a Lorena Oropeza, que tiene diferencias marcadas con Noemí. Por cierto, la bancada azul para la próxima Legislatura local mantendrá a Karlita Valdez como integrante, junto a Lupe Correa y Marymar de Ávila; la coordinación quedaría entre estos dos últimos.

Ricardistas en guardia
Unos están preocupados, otros lo minimizan y algunos más hasta ven positivo que el presidente Andrés Manuel López Obrador no haya mencionado al senador Ricardo Monreal para la sucesión en el 2024. Se advierte claramente que el tabasqueño ha tenido preferencia por cuadros como Claudia Sheinbaum y Marcelo Ebrard por encima del exgobernador de Zacatecas. Pero ni El Chamuco Mayor ni sus seguidores se desaniman. Reservan como un plan B que Ricardo sería candidato presidencial con o sin Morena. Aunque AMLO no lo mencione, son de dominio público las aspiraciones de El Chamuco, pero no hay señales ni indicios de que tenga el apoyo del actual Presidente. Hay entusiastas del monrealismo que quieren interpretar la omisión de López Obrador como una forma “de cuidar “a Ricardo de entre los demás candidateables, aunque parece mantenerse vivo el antecedente en el que el tabasqueño apostó por Sheinbaum para que fuera la jefa de Gobierno en la Ciudad de México.

Salidas de la auditoría
Un par de espacios directivos se liberaron en el equipo de la Auditoría Superior del Estado. Alberto Madrigal ya no quiso regresar después del “quédate en casa” y tramitó su retiró. La otra salida generó más especulación porque se trata de Verónica Ivette Hernández López de Lara, hija de Gumaro Hernández que también está en la lista de aspirantes a un cargo estatal. Ivette Hernández dejó el área de Administración de la auditoría porque seguramente, dicen, ya tiene algo reservado gracias a sus vínculos con el monrealismo.

Runrunazos
Todavía hay mucha agitación en por el programa de liquidaciones en Gobierno del Estado. Resulta que hay funcionarios que están amenazando con no renunciar si no les dan mínimo tres meses de salario más 20 días por año de ley. En el peor de los casos, interpondrían una demanda contra la próxima administración, por eso cada vez más gente en el equipo del gobernador electo considera acertado la entrega del bono de liquidación. ** Se dice en el ayuntamiento capitalino que es posible que ya no regrese Ulises Mejía a la administración. El filósofo Chava Estrada, como alcalde interino, se encargaría de cerrar el telón y arreglar los asuntos de entrega con el presidente electo Jorge Miranda. Ulises está contento y conforme con lo que hizo en la capital. Planteaba igual que Saúl Monreal y Julio César Chávez, que se reeligen en Fresnillo y Guadalupe, que tras su paso en la administración suben los niveles de exigencia para los próximos gobiernos.

Don`t copy text!