|  

Edición
Impresa

20 de septiembre

20 de septiembre

Sustentabilidad educativa

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Víctor Manuel Silva Galaviz.

La palabra sustentabilidad proviene del latín sustiniere que significa sostener o sujetar desde abajo. La idea es que el objeto (sujeto) se sostenga de modo autónomo y se mantenga por sus propios medios en un sitio apropiado, indefinidamente. Este concepto  se basa en el cálculo de la capacidad productiva de un ecosistema que permite satisfacer con relativa holgura las necesidades económicas, de materiales y de servicios, en este caso educativos, ofertados por instituciones de sostenimiento privado; hasta  antes de la pandemia  en México, la educación privada representaba  5 millones 321 mil 481 alumnos y 485 mil 188 profesores, lo que significaba  el 15 % de la totalidad del sistema educativo.

A pesar de no haber cifras definitivas, se calcula que casi 2 millones de alumnos, de diferentes niveles académicos, se dieron de baja este año y buscarán hacer esta transición de escuela privada a pública. Se estima que 4 de cada 10 escuelas desaparecerán, lo cual representaría la desaparición de 18,657 escuelas privadas según el Fomento Educativo y la Asociación Nacional de Escuelas Particulares en la República Mexicana anticiparon que dicho cierre alcanzaría al 40 % de las academias privadas, por otro lado, la Confederación Nacional de Escuelas Particulares (CNEP) de México, mencionó que la mayoría de sus afiliados tendrán una disminución del 30 % en matrícula, mientras que otros podrían llegar al 60 %.

La grave situación económica y la resistencia de los padres de familia de seguir contratando un servicio en línea, aunado a la escasa emigración digital de los contenidos académicos propios, adquisición de licencias de software creación de interfase, etc.  Lo cual  ha sido un grave error estratégico por parte de los propietarios de escuelas particulares no invertir tiempo, dinero y esfuerzo en innovar esperando que esta pandemia pase y regresar a como estábamos antes,  realidad que no va suceder, nos lleva a la caída estrepitosa de la matrícula de la educación de paga y en consecuencia una saturación en los planteles gratuitos,  ya de por si grave que se refleja en interminables listas de espera en la educación básica por todo el país; existen directores que ya de plano no encuentran las palabra amables para explicar a los padres de familia que es imposible recibirle a su hijo o hija, con grupos que van rebasar los 40 alumnos no se entiende como se cumplirán lo protocolos de sana distancia.

“No es la especie más fuerte la que sobrevive, tampoco las más inteligente, es la que puede adaptarse al cambio” Charles Darwin.

Don`t copy text!