|  

Edición
Impresa

20 de septiembre

20 de septiembre

¿Servicios médicos como en Escandinavia? Nunca durante el gobierno de AMLO

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Eduardo Ruiz-Healy.

El Secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Rogelio Ramírez de la O, entregó ayer al Congreso el Paquete Económico 2022, que incluye los Criterios Generales de Política Económica (CGPE), la Iniciativa de Ley de Ingresos de la Federación (ILIF) y el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF).

Sobre la ILIF, Hacienda aseguró que “no propone la creación de impuestos nuevos, ni el incremento en tasas de los impuestos vigentes, salvo ajustes por inflación”.

Como la mayoría de los mortales, me desagrada pagar impuestos, y menos porque no obtengo ningún beneficio a cambio de hacerlo: ni educación de calidad, ni servicios médicos adecuados, ni seguridad pública que minimice las probabilidades de que mi persona y mis bienes no sean perjudicados por la delincuencia, ni servicios públicos dignos, ni una infraestructura pública que permita vivir mi vida sin tantas complicaciones, ni un medio ambiente limpio, ni una burocracia honesta y eficiente, ni un sistema adecuado de impartición de justicia entre otras muchas cosas.

Y, al igual que millones de personas, recibo muy poco porque el gobierno carece de los recursos necesarios para proporcionarme todo lo que por mi condición de ciudadano y ser humano merezco.

¿Y cómo van a tener recursos suficientes nuestros gobiernos si no se atreven a cobrar más y diversos impuestos, como sí lo hacen los gobiernos de muchos otros países?

En lo que respecta a los ingresos fiscales como porcentaje del producto interno bruto (PIB) de 35 de los 37 países que conforman la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, México queda en el último lugar, con apenas el 16.5%.

Con ese porcentaje minúsculo, en nuestro país jamás se darán servicios médicos como los de Dinamarca, Noruega, Suecia o Finlandia, como prometió proporcionarlos Andrés Manuel López Obrador cuando era candidato a la presidencia de la república.

Veamos. En Dinamarca los ingresos fiscales como porcentaje del PIB son del 46.3%, en Suecia del 42.9%, en Finlandia del 42.2% y en Noruega del 39.9%. Bastante más que en México.

El porcentaje es mayor al 40% en tres de los países arriba anotados y en Francia (45.5%), Bélgica (42.9%), Austria e Italia (42.4% cada uno).

Además de Noruega, es mayor al 30% en: Países Bajos (39.3%), Luxemburgo (39.2%), Alemania (38.8%), Grecia (38.7%), Eslovenia (37.7%), Islandia (36.1%), Hungría (35.8%), Polonia (35.4%), República Checa (34.9%), Portugal (34.8%), República Eslovaca (34.7%), España (34.6%), Canadá (33.5%), Estonia (33.1%), Reino Unido (33.0%), Nueva Zelanda (32.3%), Letonia (31.2%), Israel (30.5%) y Lituania (30.3%).

De más del 20% es en Suiza (28.5%), Corea del Sur (27.4%), Estados Unidos (24.5%), Turquía (23.1%), Irlanda (22.7%) y Chile (20.7%).

En Colombia, que ocupa el lugar 34 entre los 35 países, es del 19.7%.

De aquí a 2024 no tendremos servicios de salud al nivel de los países escandinavos, como nos lo prometió varias veces el candidato López Obrador.

¿Por qué insiste AMLO en no aumentar impuestos aunque por ello incumpla con su palabra? ¿Realmente cree que el IMSS o el INSABI van a ofrecer servicios de calidad nórdica antes de que acabe su sexenio? ¿O teme alborotar el gallinero y que MORENA pierda la presidencia en 2024?

Don`t copy text!