|  

Edición
Impresa

08 de diciembre

08 de diciembre

Ni te cases ni te embarques (en la 4T)

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Raúl Muñoz Del Cojo.

Mucho se escuchó esta semana de la unión entre Carla Humphrey consejera electoral y el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) Santiago Nieto donde desafortunadamente para los contrayentes, esta unión se hizo noticia por la detención de la exsecretaria de Turismo de la Ciudad de México junto con otras personas por llevar dinero en efectivo y no declararlo. Una verdadera pena que una persona tan capaz tenga que dejar un puesto público por una situación como esta.

 

Según la prensa escrita nacional, esta fiesta fue de 5 tiempos comenzando desde el viernes con un cocktail de bienvenida; el sábado siguieron las ceremonias religiosa y civil con una cena de esas que no se ven muy seguido,  y con música y los mejores vinos hasta el amanecer. Se cerró este enlace con un brunch dominical donde se despidió a los invitados y se agradeció su asistencia. Sin temor a equivocarme, le aseguro estuvieron presentes muchos seguidores de esa tan falsa austeridad republicana, comiéndose viva a la exfuncionaria de la CDMX.

 

Es una verdadera pena que a nuestro presidente no le gusten las bodas y todo parece indicar que esta regla no escrita decreta la prohibición para  casarse o hacer fiestas mientras viva esta administración federal. El problema es que como decía mi padre, una fiesta es la vanidad entre todas las vanidades y tristemente, esto tentará a los anfitriones a caer en las garras de todos aquellos placeres mundanos tan gustados por los conservadores que se ven en todos esos eventos fifí.

 

Hemos visto a la fecha varias bodas que han acabado mal con la relación del presidente. ¿Recuerda a César Yáñez? Si la memoria no me falla, este novio tenía que ver con la comunicación de Don Andrés; se fue a casar a Puebla y vendió su boda a una de esas revistas donde solo sale la gente bien. Por supuesto, el pecado de tener una ceremonia y fiesta de antología fueron causantes de que se fuera a la banca por tiempo indefinido.

 

Otro caso lo vimos a mitad de la pandemia y por si fuera poco con semáforo en rojo, donde la directora del fondo mixto de la CDMX contrajo nupcias en una iglesia de Polanco poniendo en jaque a la jefa de gobierno.

 

De la misma forma podemos poner en la mesa casos que no sonaron a nivel nacional, pero que hicieron explotar las redes de nuestro estado con fiestas de XV años igual de fastuosas, con artistas y DJ´s de renombre internacional y que acabaron hasta el día siguiente. La realidad es que a funcionarios o civiles nos encanta hacer siempre  eventos donde se esconda todo tipo de miserias, así nuestra cultura nacional.

 

Y como siempre hay algún valiente que se quiere aventar el compromiso de unir sus vida con otra persona, les quiero recordar que uno de los mejores escenarios para casarse en el centro norte de la república es Zacatecas.

 

Imagínese usted comenzado su enlace con una tradicional callejoneada en nuestra bizarra capital donde seguramente encantará a propios y extraños ya que el centro histórico con sus plazuelas y callejones darán un toque muy especial al banderazo de su boda. Sin duda deberá culminar este día con una taquiza al final del recorrido en alguno de los muchos lugares que se especializan para eso.

 

Como lo marcan los cánones, el segundo día es el más importante ya que se llevarán a cabo la ceremonia civil, religiosa si es necesario y culminará con una agradable recepción. Para esta tendrá usted una amplia gama de opciones que pueden ir desde un museo, una finca colonial restaurada, un ruedo o si es más de la comodidad que brinda lo moderno, un hotel podría ser el mejor anfitrión para esto.

 

El brunch en el tercer día lo puede tener en los pintorescos conos de Santa Mónica, cascos del exhaciendas o en los viñedos del estado donde le aseguro obtendrá una excelente relación entre calidad y precio.

 

Aparte de todo usted puede ofrecer a sus invitados diversas experiencias para cerrar ese viaje con el complemento perfecto. El visitar la Mina del Edén y subir al teleférico para ver nuestra ciudad desde otro ángulo llenará sin duda la pupila más exigente de cualquiera de sus invitados.

 

También se puede agregar a la visita un recorrido por alguno de nuestros 6 pueblos mágicos o complementar su viaje con mucha cultura acudiendo a los museos de Zacatecas. Si es amante de la naturaleza no se deberá perder la visita al norte del estado donde aparte de contemplar ese azul incomparable de nuestro cielo, verá las formas caprichosas que nos da la sierra de órganos.

 

Concluyendo solo le comentaría que si es funcionario federal o simplemente desea una boda de ensueño, venga a Zacatecas, no se desgaste y pase un fin de semana brutal donde el eco de sus acciones no sonará tan fuerte como si lo hiciera en el extranjero.

 

Finalmente comentarle que la semana entrante comienza una edición más del evento turístico más importante de Latinoamérica y nuestro estado estará presente. Deseo de corazón que todo salga bien y que sea el mejor de los comienzos para la industria sin chimeneas en esta tan mencionada nueva normalidad. Mucho éxito a nuestra delegación y nos vemos en Mérida. Hasta la próxima.

Don`t copy text!