|  

Edición
Impresa

28 de septiembre

28 de septiembre

Municipales y Punto Final

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Pablo Torres Corpus
Pablo Torres Corpus.

Concluido el proceso electoral y en marcha el de entrega recepción, he conocido los anhelos de varios conocidos que participaron activamente en las campañas y, muestran cierto desdén por colaborar en la administración municipal.

Literalmente me dicen que: está bien, pero está mejor lo estatal o federal, (incluso si nunca han trabajado en el servicio público).

Ven al municipio como algo menor o de poca importancia, uno que otro me ha dicho que participarán en alguna administración municipal, pero que sí se puede, buscarán incorporarse al gobierno estatal o ya de suerte al federal.

Entiendo las decisiones personales, las aspiraciones, las ganas de superarse, pero no el desdén.

También comprendo lo difícil que es administrar un municipio en la actualidad, tal vez sea el peor momento en la historia reciente para llevar la riendas municipales, falta de recursos, inseguridad, escasez de agua y un largo etcétera.

Pero sí de auténticas ganas de servicio público se trata, el primer y más fuerte eslabón de la administración pública es precisamente el municipal.

Así funciona en la práctica y así lo consagra la Constitución, es el municipio la institución de primer contacto del ciudadano con el Estado como ente.

Son los encargados de brindar los servicios públicos indispensables para la supervivencia de la ciudadanía: agua potable, drenaje, alumbrado público, administración y mantenimiento de espacios públicos, plazas mercados, calles, policía preventiva o disuasiva, permisos y licencias para eventos públicos, supervisión de eventos sociales privados.

Esos y muchos otros servicios y regulaciones que, teniendo como base la Constitución federal, estatales y como complemento las leyes y reglamentos locales convierten al municipio en el núcleo de la vida pública nacional.

Tal vez a algunos no les parezca atractivo por el periodo que, de no haber reelección se limita a tres años además que los salarios son regularmente más bajos que los que se otorgan en la administración estatal o federal, pero insisto, estamos hablando de afán de servicio público no de servirse personalmente.

Si la idea es la generación de riqueza, la iniciativa privada y el emprendimiento son la mejor opción.

Punto Final

Muchas felicidades a Raúl Rodríguez Márquez, por su nueva encomienda al frente del Consejo Consultivo del Agua A.C., órgano fundamental para la promoción de la cultura del agua. Su trayectoria garantiza el éxito.

Don`t copy text!