|  

Edición
Impresa

18 de enero

18 de enero

Mi delito… no poder ayudarla

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Convivir con un familiar que padezca una enfermedad mental es muy complicado y doloroso, cuando el padecimiento es grave como en el caso de la esquizofrenia los altibajos, recaídas y comportamientos extraños pueden ser muy frustrantes y en ocasiones hasta peligrosos.

Esta historia es la voz de un par de hermanas que sufrieron desde muy chicas la enfermedad de su mamá.

La voz de las niñas

Mi mami está muy mal. Demasiado mal. Mi papi se fue cuando yo tenía 8 años y mi hermanita 5. Se fue porque decía que era un infierno vivir ahí, se peleaban muy feo, y mi papá le decía a mi mamá que fuera con un psiquiatra. Yo quiero mucho a mi mamita y quiero que esté bien, porque nosotras nos damos cuenta de que sufre mucho porque todo el día llora y dice que sufre por nosotras.

Dice que ella no quiere que nos hagan daño, pero yo no sé quién nos quiera hacer daño. Ella nos dice que un día vamos a dormir siempre y que entonces seremos felices porque ya nadie nos podrá hacer daño ni lastimarnos.

Yo sé que ella lo dice porque quiere que mi hermanita y yo nos muramos. Yo antes lloraba mucho porque creía que mi mamá no nos quería porque ella quiere matarnos.

Me di cuenta porque cuando yo tenía 8 años mi papá y mi mamá se pelearon mucho toda la noche y mi papá le pegó en la cara, él le reclamó que estaba loca que como pretendía mandarnos al cielo, que eso no era de gente normal, de ahí a mí me dio mucho miedo porque ella dijo que con una soga en el cuello.

Mi papá se fue y nos abandonó. Él sabía lo que mi mamá quería hacernos y yo le dije cuando se fue “no te vayas papito lindo, llévanos contigo ella  no nos quiere”.

Mi mamá entonces me dijo que nos quería de más que no nos haría daño que todo era por nuestro bien. Desde ese día yo me he dedicado a cuidarme de mi mama y a cuidar a mi hermanita.

Yo vi que compro un bote de veneno para ratas y yo creo que se lo piensa poner al licuado de la mañana, por eso yo le digo yo tengo mucho miedo de que mi mamá nos haga algo, aunque a veces pienso que solo nos dice eso porque esta deprimida y muy triste.

Se siente muy feo saber que mi mamá quiere que estemos muertas por nuestro bien. Ella dice que nos harán mucho daño. Un día dijo que iba a abrir las llaves del gas, porque yo ya mero iba a ser señorita y los viejos iban a querer violarme.

Mi papá dice que no le hagamos caso que está loca, pero tiene como dos meses que todos los días va a la escuela y se queda parada afuera del barandal llora y llora, nada más viendo para el salón de nosotras.

Yo hago como que no la conozco, pero mis compañeros me dicen que ahí está mi mamá.

Cuando llegamos a la casa cierra todo con llave, a las ventanas le pone cobijas y se encierra en su cuarto a seguir llorando. Yo ya no aguanto esa situación.

Mi hermanita el otro día me preguntó que qué significaba que la violaran y a mi me dio mucha vergüenza decirle, pero le dije que es cuando un hombre le hace daño a una mujer y eso me dio miedo porque fueron las mismas cosas que nos dice mi mamá.

De repente creo que ella tiene razón y ya hasta me da miedo salir, pero luego pienso que si le digo que tienen razón de verdad nos vaya a hacer algo.

Cuando me dice que es mejor que nos convirtamos en ángeles yo le digo que no, que todavía no, que Diosito no quiere eso, pero ella me dice que Dios no existe porque a ella la abandonó. Yo no sé qué le hicieron a mi mamita para que diga tantas cosas raras. Solo sé que ella esta muy triste por eso que le hicieron.

Mi papi se fue

Hace tres años mi papá se fue porque ya no aguantaba a mi mamá el nos quería llevar a vivir con él pero mi mamá no dejó que porque nos iba a violar.

Mi papá se fue a trabajar a Estados Unidos y no ha vuelto. Creo que si le manda dinero a mi mamá, porque ella no trabaja.

Mi papi nos habla por teléfono pero mi mamá no nos deja hablar mucho con el. Yo quiero que mi mamita esté bien que se cure de la tristeza porque yo así no quiero estar viviendo.

Actúa raro

Mi mamá habla sola, yo la escucho que habla como si estuviera mi abuelita le dice cosas muy raras. Le reclama que porque no la defendió de niña y le dice que para componer todo debe llevarnos con ella. Pero ¡mi abuelita ya se murió!

El otro día no fue a la escuela, llegamos a la casa y mi mamá tenia la cara pintada toda de rojo, se la había pintado con un colorete. Nos dio mucha risa porque pensamos que se quería disfrazar de payaso y le dijimos y se enojó mucho.

Dijo que así eran los hombres malos, que ella quería que nos diéramos cuenta de eso que así se veían como diablos. Ese día nos dio mucho miedo. Porque primero creímos que estaba jugando y luego se puso muy mal, gritaba y lloraba muy fuerte, se comenzó a arrancar el cabello, decía que para parecer un payaso.

La queríamos calmar pero no se dejaba corría y gritaba, payaso, payaso. Fue algo muy horrible, luego se puso a tomar vino y se quedó dormida con la pintura en la cara.

La familia no sabe

A la familia de mi mamá no la conocemos y la familia de mi papá está en Estados Unidos. No saben lo que sucede, quisiera poder hablarles para que lo supieran.

La intervención

La atención a esta mujer fue solicitada por la directora de la escuela primaria en donde estudiaban las pequeñas. Fue de manera muy oportuna ya que la mujer estaba al borde de una crisis psicótica, aunque ya presentaba rasgos psicóticos y un trastorno mixto de ansiedad y depresión.

Se canalizó a psiquiatría ya que el tratamiento requería antipsicóticos, antidepresivos y ansiolíticos. Su manejo fue el adecuado por el especialista competente, sin embargo, las niñas corrían serio riesgo con su madre.

Legalmente se tomó la decisión de que las niñas no deberían permanecer con su madre. Se localizó a los familiares de las niñas y el papá fue quién por fin pudo estar con las niñas.

Ellas ahora radican en Estados Unidos y su madre continua en tratamiento psiquiátrico. En este caso se pudo evitar una tragedia que hubiera cimbrado a la sociedad.

¿Qué es la Esquizofrenia?

La esquizofrenia es un trastorno psiquiátrico incluido dentro del grupo de las psicosis que se caracteriza por una marcada pérdida de contacto con la realidad y en la que aparecen algunos de los siguientes síntomas positivos (alucinaciones, delirios, desorganización conductual, etc.) y síntomas negativos (apatía, abulia, empobrecimiento afectivo, etc.) … todo ello repercute en el comportamiento del paciente y genera en sus familiares una situación de vida muy compleja.

Hasta hace poco tiempo el pronóstico de esta enfermedad era muy sombrío, ya que evolucionaba hacia un deterioro progresivo. Hoy en día, se puede decir que, en un gran porcentaje de los casos, la esquizofrenia ha dejado de tener ese pronóstico y se continúa avanzando Los importantes progresos terapéuticos con la aparición de nuevos psicofármacos, asociados a las técnicas psicológicas y a los programas psicoeducativos, brinda un panorama más esperanzador y con mejor calidad de vida para los pacientes que la padecen.

¿Qué son?

DELIRIOS

Se trata de una convicción errónea de origen patológico que se manifiesta a pesar de razones contrarias y sensatas. Aunque los propios pensamientos son contrarios a las leyes de la lógica, el enfermo es inaccesible a esta objeción. Creencias que son infundadas, no realistas y extravagantes. Pueden ser: de persecución, de culpa, de grandeza, religiosos, somáticos, de referencia…

ALUCINACIONES

Pueden ser auditivas, visuales, olfatorias o somáticas. Frecuentemente auditivas en forma de voces (dentro o fuera de la cabeza)

NEGACIÓN DE LA ENFERMEDAD

Convicción absoluta de no estar enfermo. Rechazo al tratamiento profesional o a la ayuda de los demás.

PENSAMIENTO ALIENADO

Pérdida de control sobre el propio pensamiento, que se vive como si alguien o algo se lo robase o lo controlase.

SUSPICACIA

Desconfianza, recelo.

Don`t copy text!