|  

Mamá

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Juan Carlos Ramos León.

Mamá: “Coloquial de ‘madre’” que quiere decir, según el diccionario de la Real Academia Española en una de las 17 definiciones que da al término: “mujer en relación con sus hijos”. Y ninguna de esas 17 definiciones le hace siquiera un poquito de justicia al término que, estoy seguro, cualquiera de nosotros, hijos, podríamos definir o describir de mucho mejor forma.

No saldrá jamás de boca de ser humano alguno palabra que se pronuncie con más ternura y dulzura que ésta: “mamá”. Y tan hermosa y maravillosa es esa figura que el propio Jesús quiso tener una.

Hoy, como cada año, dedicamos este día para honrarla y mostrarle nuestra devoción. Y aunque podría decirse que la gran mayoría de los seres humanos hemos tenido relación de afecto con la figura materna (siendo hijos, esposos o nietos), en lo personal me resultaría sumamente complicado poder explicar a quien ha sido privado de ese privilegio del significado tan profundo que el término “mamá” entraña.

Aprovecho la oportunidad de publicar este mensaje el día de hoy para expresar mi más profundo respeto a cada una de ellas, engendradoras y preservadoras de la vida.

Estoy seguro de que hasta la más imperfecta de ellas sería capaz de darlo todo por sus hijos, incluyendo la propia vida.

La madre es nuestro primer amor, nuestra defensora, primer maestra y hasta improvisada doctora y psicóloga; es lección viviente de amor que predica con el ejemplo, cofre que encierra cual tesoro toda una rica mezcla de secretos, deseos reprimidos, reemplazados por generosas renuncias para la satisfacción de las necesidades y deseos de sus hijos antes que los propios, momentos felices y también de sufrimiento, ganas de gritar, de reír y llorar, centenares de suspiros y otros muchos sentimientos, positivos casi todos ellos.

Por eso, quien tiene una madre conserva para sí la joya más hermosa de la creación y no puede menos que sentirse agradecido y completamente afortunado y actuar en consecuencia de ello honrándola, respetándola, consintiéndola y cuidándola, en suma, devolviéndole un poco de lo mucho que ella, la ‘mamá’, siempre dio a manos llenas.

Feliz día a las mamás y a todos los que son privilegiados por tener una.

Don`t copy text!