La posverdad de JIAPAZ - Imagen Zacatecas

  |  

El tiempo - Tutiempo.net

La posverdad de JIAPAZ

La posverdad de JIAPAZ

Ricardo González

   |  13 febrero, 2020

Ricardo González.

Pasamos de la época de la posmodernidad al periodo de la posverdad. A nivel mundial tenemos exponentes como el presidente norteamericano Trump, el primer ministro británico Boris Jhonson y el potenciado a la millonésima Kim Jong-un de Norcorea.

Según Daniel Gascón, la posverdad describe la distorsión deliberada de una realidad en la que los hechos objetivos tienen menos influencia que las apelaciones a las emociones y a las creencias personales, con el fin de crear y modelar la opinión pública e influir en las actitudes sociales.

Definición extraída del Oxford English Dictionary y de la Real Academia de la Lengua. Además, les recomiendo la lectura de su artículo en letras libres 10 apuntes sobre la posverdad.

En nuestro estado nos han ido construyendo narrativas surrealistas, posmodernas, y ahora posverdades. Sin poner como ejemplo las múltiples ideas de posverdades que ha ido sacando como ametralladora nuestro presidente nacional.

La rifa del avión, las madres cuidando delincuentes, institutos sin reglas claras y unos largos etcéteras.

La JIAPAZ en la zona conurbada nos anda metiendo unas posverdades muy carajas.

En mi pueblo (Jalpa) cuentan la anécdota de un usuario que llegó a pagar el “aire” al sistema municipal del agua allá por los 90, porque lo único que hacía girar el medidor era el resoplido del viento.

De repente la JIAPAZ se ha convertido en una mezcla de servicio públicos municipales, venta de casi agua y un férreo destructor de las calles y banquetas por las cuales pasan sus venas.

Los servicios de agua potable en otros municipios, especialmente en los del sur del estado, funcionan mejor que este organismo que no es estatal, municipal, ni conurbado, sino todo lo contrario, como dice Pancho Esparza.

El aumento en las tarifas ha sido recibido con gran enojo en la población de la zona metropolitana Zacatecas-Guadalupe, principalmente, y con justa razón; la red de agua en algunas zonas es viejísima.

Recuerdo mis días de estudiante universitario cuando vivía por la céntrica calle Rayón. Una vez pusieron el cableado subterráneo y destaparon la tubería del agua dañándola solo con pisarla, pues tenía una oxidación como si fueran vestigios de la antigua Roma.

Ya quisiera la JIAPAZ tener la cloaca máxima que tan bien construyeron los romanos hace más de 2 mil años y sigue funcionando en nuestros días.

Los que acudían a repararla solo reparaban lo mínimo que se podía dejando intactas las tuberías oxidadas. La red de agua ha sido y es un dolor de cabeza para las grandes ciudades y nuestra ciudad tiene, además, la desventaja de la altitud.

Esperamos y estaremos atentos a las puntadas que vuelvan a salir de la JIAPAZ.

*Profesor UAZ

Comentarios

Don`t copy text!
Cambiar la configuración de la privacidad