|  

Edición
Impresa

26 de noviembre

26 de noviembre

La nueva desgobernanza

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Ricardo González.

Para leer escuchando Y volvamos al amor de Marie Laforet, por ese eslogan de campaña que decía que ‘amor con amor se paga’.

Han pasado tres meses de que el nuevo gobierno tomara posesión de la casa de los perros y todavía no se han nombrado titulares en varias dependencias.

La violencia entre los grupos delictivos sigue en aumento, los ejecutados son malamente lo común.

Siguen los plantones de los maestros del Conalep, siguen las deudas a jubilados y a trabajadores en activo de Gobierno del Estado.

Hay una confrontación abierta entre los trabajadores del gobierno con el gobernador, quién les acusa de no laborar, de corruptos y demás.

Se avecina cambio de placas con sus altos costos, ¿acaso la tía Chole (senadora Luévano) volverá a operar los amparos colectivos contra el impuesto para la infraestructura o sólo era en el gobierno priísta?

Ahora ni un pío ha dicho sobre ese cambio de placas y de que el impuesto a la infraestructura sigue en pie y que las y los diputados de la alianza que gobierna son mayoría.

Espero y me equivoque pero se avecina un cierre del año bastante complicado, las dos empresas más grandes del estado (la UAZ y Gob. Del Estado) pueden quedarse sin recursos para pagar prestaciones.

Zacatecas puede ser moneda de cambio en el pleito político entre el senador Ricardo Monreal y el presidente de México.

En campaña nos prometieron que habría recursos una vez que los tres niveles de gobierno estuvieran administrados por personas del mismo partido, esto ya es una realidad y el dinero no se ve por ningún lado.

El gobernador emula al presidente con su “nueva” forma de hablar que adoptó en campaña y continúa usando: hablar lento y pausado, usar su mano con la palma hecha curva.

De todo corazón deseo que a éste nuevo gobierno le vaya bien, porque la suerte de todos está ligada a su desempeño. El gobernador llegó a la casa de los perros por la ilusiones de muchos, esperemos que no haya desilusionados.

Los retos de para nuestro Zacatecas son enormes, la justicia social debe de llegar a cada rincón, la desigualdad debe ser el enemigo público número uno y junto con ella la pobreza.

La construcción de esa gran comunión social a la que se nos llamó en campaña debe seguir siendo la hoja de ruta para que todas y todos trabajemos con los mismos fines.

Zacatecas es rico, pero sólo pocos hacen uso de sus riquezas, la tierra, la cultura, las tradiciones, nuestra arquitectura, nuestro pasado son los elementos que hacen esa riqueza.

Trabajemos todos juntos por el bien de Zacatecas, señor Gobernador aquí hay un par de brazos.

Don`t copy text!