|  

El tiempo - Tutiempo.net

La incómoda “R” de Francisco R. Murguía

La incómoda “R” de Francisco R. Murguía

Manuel González Ramírez

   |  20 febrero, 2020

Manuel González Ramírez

Manuel González Ramírez

En el Estado de Zacatecas existe un municipio que el lleva el nombre del General Francisco R. Murguía, donde esa letra “R.” no forma parte del nombre del personaje, sino que se trata de la inicial de un apodo. Cuenta la tradición que debido a su marcada afición de ahorcar villistas, el clamor popular le otorgó los motes de “Pancho Reatas” y “Francisco Mecates”.

Respecto a nuestro personaje, quiero informarles que poseo copias certificadas de su fe de bautismo y de su acta de matrimonio, y muchos otros documentos donde constan que su verdadero nombre es Francisco Murguía López de Lara, hijo legítimo de don José María Murguía Merlo y de doña Emeteria López de Lara Muñoz. Le pusieron el nombre del abuelo paterno que a la sazón era don Francisco Murguía. Por ningún lado aparece otro nombre y mucho menos que comience con la letra “R”, lo cual confirma el aserto de que esa letra se filtró en la historia y en el nombre oficial de un municipio zacatecano, cuya denominación podría leerse: “Municipio de Francisco Reatas Murguía”. No sabemos si tomarlo como una broma de mal gusto o como una imprecisión histórica, pero ¿cuándo se cometió?

Antes quiero comentarles quién fue Francisco Murguía López de Lara. Nació en el rancho de Guadalupito perteneciente a la hacienda de Majoma, Mazapil en el año de 1873. Murió fusilado en 1922, tras un fallido intento de derrocar al presidente Álvaro Obregón. En 1910 se adhirió al movimiento maderista. Luego se incorporó a las fuerzas de Pablo González Garza para combatir al usurpador Victoriano Huerta. Venustiano Carranza lo nombró gobernador y comandante militar del Estado de México. En esa época Villa y Carranza mantenían serias diferencias y Murguía tomó partido y combatió a Francisco Villa. En 1916 ya tenía el grado de General de División. Cuando el presidente Carranza es asesinado, Murguía fue enviado a prisión por sus enemigos, pero escapó y se dirigió hacia Estados Unidos. En 1922 regresó con la intención de derrocar a Obregón, pero falló en su intento y fue fusilado.

A partir de 1963 el municipio de Nieves llevaría su nombre: Municipio General Francisco Murguía (con cabecera en Nieves). Así quedó asentado en la Constitución Política del Estado de Zacatecas, promulgada en 1964, en la misma donde se le cambia el nombre al municipio de San Pedro Piedra Gorda por el de Municipio de Cuauhtémoc. En esa ocasión, otros municipios cambiaron de nombre tal y como se señala en la exposición de motivos: “hemos creído conveniente dar a los municipios de Nieves, El Plateado y La Blanca, los nombres respectivamente de los ameritados generales revolucionarios Francisco R. Murguía, Joaquín Amaro y Pánfilo Natera, para con ello rendir un homenaje a estos hombres que participaron directamente en la Revolución Mexicana, defendiendo con las armas los principios que ahora rigen la vida institucional del país y que además de esa participación directa en el movimiento armado, tuvieron en la organización de sus instituciones ingerencia importante, razones éstas que justifican ampliamente al homenaje que en esta forma les rinde así el Estado de Zacatecas, del que para fortuna nuestra fueron nativos”.

Si se fijan ustedes, amables lectores, en la Carta Magna local de 1964 quedó consignado el nombre del General Francisco Murguía de manera correcta, no obstante, en la exposición de motivos con la que comienza el Decreto se escribe Francisco R. Murguía. El error quedó elevado a rango constitucional en las reformas a nuestra Constitución local que fue promulgada en 1986, durante el gobierno de Genaro Borrego Estrada. Los nombres de varios municipios antes de esa fecha eran: General Francisco Murguía, Enrique Estrada y García de la Cadena. A partir de la Reforma Constitucional se denominarían de manera oficial: Francisco R. Murguía (le quitaron el grado de General y le agregan la incómoda, falsa e innecesaria “R.”); General Enrique Estrada (a él le asignan el grado); y Trinidad García de la Cadena (le agregan el nombre).

De tal suerte que con la mencionada Reforma Constitucional de 1986 le “colgaron” la “R” de “Reatas” al defensor del Maderismo y más adelante del Constitucionalismo. ¿Por mala fe? ¿Por una imprecisión histórica emanada de la ignorancia? ¡Cuidado! Sí, ¡cuidado! Para estos asuntos, las instituciones, en particular, la Legislatura Local tiene en sus manos varios asuntos vinculados con la historia y personajes de la entidad. Se espera que busquen la asesoría de especialistas en el campo de la historia para que no incurran en entuertos que a otros les corresponderá señalar y enmendar. Están a tiempo de realizar un papel decoroso y evitar más polémicas innecesarias.

Finalmente… insisto que uno de nuestros queridos y entrañables municipios, no debe llevar por nombre: Francisco “Reatas” Murguía. Ojalá que muy pronto sea suprimida esa “R” infame.

*Cronista de Zacatecas.

Comentarios

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos.