|  

La igualdad es la convergencia de distintos

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Gerardo Luna Tumoine.

La clave para un futuro sostenible es una mentalidad altruista que valora la colaboración sobre la competencia y beneficia el bienestar de las personas en su conjunto. He visto a lo largo de mi vida por la crónica humana una gran cantidad de derramamiento de sangre y una variedad de guerras, tanto por motivo religioso y de violencia por sufrimiento y odio.

Ésta es una de las razones por las que admiro a varias naciones que cuentan entre sus miembros, especialmente los franceses y los alemanes, que han luchado regularmente entre sí a lo largo de los siglos, y sin embargo, después del final de la Segunda Guerra Mundial se dieron cuenta de que ver constantemente a su vecino como su enemigo no sirve para nada.

Hoy tenemos que pensar en toda la humanidad, ya no es suficiente pensar en nuestra propia nación o continente. Hay que incluir al mundo entero, necesitamos reconocer que todos somos parte de una economía global y que todos estamos amenazados por el cambio climático y el calentamiento global. En un nivel fundamental, todos somos iguales como seres humanos. Puede haber pequeñas diferencias en el color de nuestra piel, la forma de nuestros ojos o el tamaño de nuestra nariz, pero cuando se trata de nuestras emociones y nuestra conciencia, somo iguales.

Estoy comprometido y convencido a promover desde la ventana legislativa o desde cualquier servicio publico, una conciencia más amplia de la unidad de la humanidad. A lo largo de mi vida publica, he conocído a personas de muchos lugares y me hecho amigo de ellos. Me di cuenta de que todos somos iguales en cuanto a ser humanos

Si eres religioso o no es un asunto personal, pero el hecho es que todas nuestras tradiciones religiosas llevan un mensaje de la importancia de la bondad amorosa. Es por esto que las religiones pueden convivir, entonces, estoy comprometido a fomentar la tolerancia, la no discriminación y respeto entre todos. Les insto a todos ustedes, amigos, a unirse para intentar construir un mundo más feliz y una humanidad más feliz.

Todos somos iguales como seres humanos, aunque existen pequeñas diferencias entre hombres y mujeres.

Cuando se comparan en términos de fuerza física, las mujeres generalmente no son tan fuertes. Sin embargo, todos tenemos los mismos derechos a hombres y mujeres. Y en lo que a inteligencia se refiere, no hay diferencia. Tampoco hay diferencia entre los cerebros de hombres y mujeres. Necesitamos hacer mayores esfuerzos para lograr la igualdad entre hombres y mujeres, y cuando las creencias religiosas o las costumbres tradicionales se mantienen, es hora de que cambien. En términos más generales, hombres y mujeres se necesitan mutuamente y la necesidad es igual.

Dondequiera que vaya, con quien me encuentre es un ser humano más. Pensar en otras personas solo en términos de ‘nosotros’ y ‘ellos’ está desactualizado y es una fuente de problemas.

Don`t copy text!