|  

Edición
Impresa

26 de octubre

26 de octubre

Embarcaciones mexicanas pescan ilegalmente en aguas de EEUU

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Eduardo Ruiz-Healy.

Un reporte elaborado por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA por sus siglas en inglés), que fue presentado la semana pasada al Congreso estadounidense, identifica a siete países cuyas embarcaciones están involucradas en actividades de pesca ilegal, no declarada o no reglamentada (INDNR).

Estos son China, Costa Rica, Guyana, México, Rusia, Senegal y Taiwán, según el reporte que la NOAA elabora cada año para el Congreso de EEUU.

El reporte también identifica a una organización supranacional – la Unión Europea – y a 28 países que carecen de un “programa regulatorio comparable en efectividad al de EEUU para reducir la captura incidental de vida marina protegida en sus operaciones de pesca”.

Estos son: Argelia, Barbados, China, Chipre, Corea del Sur, Costa de Marfil, Croacia, Egipto, España, Francia, Granada, Grecia, Guyana, Italia, Japón, Malta, Marruecos, Mauritania, México, Namibia, Portugal, San Vicente y las Granadinas, Senegal, Sudáfrica, Taiwán, Trinidad y Tobago, Túnez y Turquía.

Para la NOAA, “La pesca INDNR socava los esfuerzos internacionales para gestionar y reconstruir de forma sostenible las pesquerías. Crea una competencia de mercado desleal para los pescadores que se adhieren a estrictas medidas de conservación. La pesca INDNR también puede devastar las poblaciones de peces y sus productivos hábitats marinos, amenazando la seguridad alimentaria y la estabilidad económica en todo el mundo. La captura incidental, o la captura de peces no objetivo, mamíferos marinos, tortugas y aves marinas que se enganchan o enredan en los artes de pesca puede afectar negativamente la conservación de los ecosistemas oceánicos, incluida la vida marina protegida”.

En lo que a las transgresiones de los pescadores mexicanos se refiere, el reporte señala que se “identificó a México por tener embarcaciones que pescan ilegalmente en aguas estadounidenses en el Golfo de México. México fue identificado previamente por este mismo problema en 2015 y en 2017. Estos barcos capturan poblaciones de peces reguladas por los EEUU, incluido el huachinango, y realizan la captura incidental de tortugas marinas protegidas (…) A pesar del creciente número de acciones legales en México y la imposición de multas a los mexicanos declarados culpables de pescar en aguas estadounidenses, EEUU sigue preocupado porque en 2019 estas acciones aún no habían tenido un efecto material en el número de incursiones. Además, EEUU importó 4 796 693 kilogramos de huachinango fresco y congelado de México en 2018 (con un valor declarado de 33 036 108 de dólares), lo que genera preocupaciones de que estas importaciones pueden haber incluido pescado capturado ilegalmente en aguas estadounidenses”.

A causa de que las embarcaciones mexicanas siguen pescando en aguas estadounidenses y pese a los esfuerzos de la autoridad mexicana para impedirlo, la NOAA aplicó una certificación negativa que restringirá el acceso a puertos estadounidense a los buques mexicanos e impondrá restricciones comerciales a los productos pesqueros de nuestro país.

¿Podrá el gobierno federal meter en cintura a los pescadores mexicanos que violan la ley? Con base en sus resultados para combatir a la delincuencia, lo dudo.

Don`t copy text!