|  

Edición
Impresa

16 de enero

16 de enero

El sector transportes sumido en una crisis de la que tardará en salir

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Eduardo Ruiz-Healy.

Las empresas transportistas han sido duramente golpeadas por los efectos de las políticas económicas de la 4T y la crisis económica global que generó la pandemia de COVID-19.

En México, de acuerdo con las cifras preliminares de la Encuesta Anual de Transportes (EAT) 2020, los ingresos de la mayoría de estas empresas cayeron en 2019 y nuevamente en 2020.

Durante el primer año del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador empezaron los problemas para estas empresas después de que en 2018 tuvieron, en casi todos los subsectores que conforman el sector Transportes, ingresos nunca antes vistos.

Estos son los números para el último año del gobierno de Enrique Peña Nieto: líneas aéreas nacionales: 140 622 millones de pesos; ferrocarriles: 65 418 millones; transportes marítimos de altura sin incluir petróleo y gas natural: 2619 millones; transportes marítimos de cabotaje sin incluir petróleo y gas natural: 5891 millones; autotransporte de carga: 259 448 millones; transporte colectivo foráneo de pasajeros de ruta fija: 83 179 millones, y; transporte colectivo urbano y suburbano de pasajeros en autobuses de ruta fija: 41 355 millones.

En 2019, cayeron los ingresos de cinco de los siete subsectores: líneas aéreas nacionales: -7.5%; transportes marítimos de altura sin incluir petróleo y gas natural: -2.4%; autotransporte de carga: -14%; transporte colectivo foráneo de pasajeros de ruta fija: -19.7%, y; transporte colectivo urbano y suburbano de pasajeros en autobuses de ruta fija: -18.7%.

Los dos subsectores que tuvieron más ingresos fueron ferrocarriles (+0.5%) y transportes marítimos de cabotaje sin incluir petróleo y gas natural (+5.6%).

En 2020 cayeron dramáticamente los ingresos de cinco de los siete subsectores respecto a 2019: líneas aéreas nacionales: -49.5%; transportes marítimos de altura sin incluir petróleo y gas natural: -27%; transportes marítimos de cabotaje sin incluir petróleo y gas natural: -15.8%; transporte colectivo foráneo de pasajeros de ruta fija: -36.8%, y; transporte colectivo urbano y suburbano de pasajeros en autobuses de ruta fija: -22.5.

Los dos subsectores que registraron aumentos fueron ferrocarriles (+2.9%) y autotransporte de carga (+5.8%).

En 2018 los ingresos totales de los siete subsectores fueron de 598 532 millones de pesos. En 2019 cayeron 11.7% respecto al año anterior para ubicarse en 528 365 millones. En 2020 cayeron nuevamente, respecto al año anterior, 15.8%, para quedar en 444 894 millones.

Entre el último año de EPN y el segundo de AMLO la caída de los ingresos del sector fue del 25.7%.

Durante el año que está por concluir, las empresas transportistas de nuestro país enfrentan diversos problemas: el alza de los precios de equipos y refacciones debido a la escasez de los mismos causada por las disrupciones en las cadenas mundiales de suministros, el alza en los precios de los combustibles, el encarecimiento del dólar y una menor demanda por sus servicios, entre otras cosas.

Ante los pronósticos de un menor crecimiento económico a lo previsto para este año y a una débil recuperación del entrante, el sector Transportes, al igual que la mayoría de los demás sectores, tardará algunos años para recuperar sus niveles prepandémicos de ingresos.

No vamos bien, como algunos dicen por ahí…

Don`t copy text!