|  

Con… Ciencia Árboles

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Opinión.

Antes de que la especie humana existiera, los árboles ya se encontraban habitando este planeta. Los árboles son de los seres vivos con mucho mayor estancia en las zonas terrestres, desde hace más de 300 millones de años, su presencia ha transformado la Tierra en un paraíso verde que ha contribuido de manera muy favorable para propiciar las condiciones idóneas para la vida.

Una investigación realizada en la Universidad de Yale y cuyos resultados se publicaron en la revista Nature, revela que en el planeta habitan 3 billones de árboles aproximadamente, sin embargo, su cantidad disminuyó en 46% a partir del inicio y evolución de la especie humana de manera que, actualmente sobreviven en promedio 422 árboles por persona, pero cada año se pierden 15,000 millones de árboles.

El Global Tree Search (disponible en la red), es el primer catálogo general que permite conocer la distribución de los árboles por zona geográfica, familias, géneros y especies, en esta base de datos es posible identificar 60,065 especies diferentes de árboles identificadas hasta este momento. Los resultados de esta investigación muestran que Brasil es el lugar con mayor concentración de especies de árboles con 8,715 y que también en Brasil se concentran 4,333 especies de árboles endémicos (especies que sólo existen en un lugar):

La Wood Wide Web es una mágica red subterránea que conecta la gentil sabiduría de los árboles con los microorganismos que habitan en la tierra. Las raíces de los árboles se entrelazan entre sí con los hongos y microorganismos para dar vida a la red de comunicación más pura que existe.

Los árboles viven en sociedad, cuidan unos de otros y viven en total armonía con su medio ambiente, incluso se ha comprobado que son capaces de alimentar a sus semejantes enfermos para ayudarlos a sanar.

La luz del sol es una fuente muy importante de vida para todos los seres vivos, pero especialmente los árboles se alimentan de la luz solar para producir sus alimentos y, en un acto de cooperación y solidaridad botánica, los árboles limitan su crecimiento en las copas para que todos los miembros de su comunidad puedan obtener luz suficiente en sus raíces.

[email protected]

Don`t copy text!