|  

Edición
Impresa

27 de noviembre

Imagen Zacatecas edición del 27 de noviembre de 2021

Capacidad de gestión muy enclenque

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
José Luis Medina Lizalde
José Luis Medina Lizalde.

El gobierno de López Obrador puso en marcha el plan orientado al equilibrio de las regiones, la cuantiosa inversión en el sur modificará el rostro a la Nación al conectar con el ferrocarril los puertos de Salina Cruz y Coatzacoalcos, complementado, como el Tren Maya, con sendos parques industriales con promisorio acceso a las dos costas de los Estados Unidos, Europa y Asia y con la perspectiva de integración comercial mediante el recientemente anunciado proyecto de inversión trasnacional de vías férreas desde Cárdenas, Tabasco, hasta el extremo norte de Canadá.

¿Qué puede hacer Zacatecas para no seguir como testigo pasivo de la dinámica económica nacional, aportando solamente mano de obra, materias primas y consumidores principalmente?

Somos un estado rebasado en el altiplano central por Aguascalientes, Querétaro, Guanajuato etcétera, con el norte con más ganas, y el sur ya se subió al tren del crecimiento económico por la misma vía que lo han hecho todas las regiones: La inversión pública ¿Cómo revertir la debilidad del poder de gestión que ha mostrado la clase gobernante desde hace décadas?

La primera gran planeación, ocurrida en el Porfiriato, fue diseñada para la vinculación con el mercado estadunidense como lo conforman las obras portuarias y la red ferrocarrilera que incluyó nuestro territorio. No corrimos con la misma fortuna cuando la carretera Panamericana ni hemos sido considerados en otras decisiones trascendentes dictadas desde el centro, como el plan de modernización del campo y la industrialización, a pesar de nuestra riqueza minera.

Los factores que se ponderan para asignar presupuesto a las entidades nos condenan a recibir un presupuesto insatisfactorio si seguimos con la miope visión de la clase gobernante local, carente de visión de largo plazo e incapaz de seguir la dinámica nacional y global con sentido anticipatorio, la esterilidad para planear y proyectar, la defectuosa gestión política de las obras y la ineficiencia administrativa determinan que el dinero de la federación nos llegue a partir de una población que no crece al ritmo de otras regiones, que sigamos sin aportar siquiera un punto porcentual del PIB y con crónica deficiencia recaudatoria

Políticos de miras cortas

No hemos cuantificado el daño al desarrollo ocasionado por casi veinte años de tardanza en hacer un rastro TIF de esos que en tienen por docenas en otras entidades, tampoco nos damos una idea de los frustrados planes de modernización del transporte urbano. Hemos tenido gobiernos que abusan de la rutina del anuncio.

En el estado y los municipios ha habido más administradores que gobernantes, las inercias se trasladan de un período a otro, disponen de perfiles técnicos a los que reciclan por necesidad, muchos de los cuales tienen anulado el sentido de lo social en aras de “lo técnico”, ellos saben cómo se hace lo que los jefes piden (y que no siempre piden lo que deben).

Zacatecas dispone de cuadros de alto perfil técnico para cualquier responsabilidad en el gobierno, de lo que no dispone es de una clase política que sepa valorarlos e incorporarlos a las dinámicas públicas.

El oficio de decidir es el aprendizaje político más preciado en el ejercicio del poder y en ese sentido, a los zacatecanos no nos va bien, se decide premiar al que “jala” por encima del que “sirve”.

Es equivocado sostener que el Gobierno ignora al norte y al centro del país por privilegiar el sur. De ser verdad, la fuerza política del presidente no hubiera ganado las elecciones de este año en Sonora, Baja California y Baja California sur ni hubiese sido tan alcanzable la victoria de Morena en Nuevo León.

Las inversiones públicas en el proyecto “agua saludable” en beneficio de Durango Y Coahuila, la culminación del tren interurbano de la capital de Jalisco, el de Toluca Ciudad de México y el plan de inversión en pro de los Yaquis en Vicam, Sonora, confirman la vía de generar proyectos de impacto regional para acceder a grandes bolsas y que en Zacatecas no somos imaginativos ni siquiera para pedir, dado que siempre demandamos lo que por las inercias se hace indispensable.

Si hubo saqueo, hubo saqueadores

Zacatecas necesita volcarse al desarrollo, como las otras regiones, con inversión pública que torne atractiva la inversión privada, para ello, es menester una clase gobernante local más ilustrada, más actualizada de los procesos que nos impactan ¿Hay zacatecanos con esas características? Sin duda alguna.

También necesita Zacatecas escudriñar, sin afanes facciosos, el pasado del saqueo que nos hunde en la quiebra según el reiterado discurso del gobernador David Monreal, es el modo más seguro de no repetir la historia, no es la primera vez que se señala, esperamos que si sea la primera vez que se actúa con legalidad.

Nos encontramos el lunes en Recreo
@luismedinalizalde | [email protected]

Don`t copy text!