|  

El tiempo - Tutiempo.net

Yao Cabrera intentó drogar a Caeli para violarla

Caeli no dijo el nombre de su "amigo", pero sus seguidores mostraron pruebas que incriminan al youtuber Yao Cabrera.

Redacción Zacatecas

   |  9 noviembre, 2019

caeli-yao-cabrera

Caeli contó en un video lo que vivó hace unos meses en Argentina.

MÉXICO.- La popular youtuber mexicana Caeli, denunció en un video en su canal de YouTube, que unos “amigos” intentaron drogarla para violarla en una fiesta hace unos 10 meses.

Todo ocurrió cuando Caeli viajó a Argentina para grabar una serie, pero en sus primeros días en aquel país, vivió una pesadilla.

Caeli narró que durante este viaje, unos amigos que viven en ese país, la invitaron a salir y uno de ellos la recogió en su hotel.

Esa noche, ese amigo (Caeli no dice como se llama pero los seguidores indican que es Yao Cabrera), que era con quien más hablaba, se portó muy bien con ella y la estaba cuidando, y en un momento de la noche, él la besó.

Después de eso, él se portó muy distante con ella, pero al momento del beso, alguien les tomó una foto que los seguidores de Caeli han hecho viral tras esto.

Ella no lo vio como nada raro y después de eso, terminó la noche de fiesta y se fue a su hotel.

Al día siguiente la volvieron a invitar a otra fiesta, pero ya no estuvo el chico del beso de la noche anterior.

La segunda noche llegaron a una casa y ya habían tomado alcohol, ahí, a Caeli le dio sed y le preguntó a su amigo si había agua.

El supuesto amigo se fue con otros dos sujetos y se tardaron, al regresar llevaban varias botellas de agua y ella vio que la que le dieron ya estaba abierta.

Dijo que se puso nerviosa y que a forma de broma, les dijo: “ya los caché que me pusieron algo en la bebida”, porque ella notó que el agua tenía algo.

De inmediato, los tres sujetos se pusieron nerviosos y uno le decía otro que tenían que quitarle la botella.

Ella se empezó a poner más nerviosa y se salió a un balcón, en donde llamó a un amigo y le dijo los nombres de las tres personas que estaban ahí con ella y ellos mostraron cara de enojo.

Como pudo, contactó a alguien del staff de un proyecto por el que estaba en ese país, y que sabía que podía mandar a la policía a ese lugar.

La policía tardó en llegar y estando ahí, tocaron la puerta y preguntaron que si ellos habían llamado a la policía, quien abrió dijo que no, pero ella gritó que sí.

El agente le dijo que saliera porque, por ser propiedad privada, él no podía entrar por ella y que cuando se alejó del balcón, las personas que estaban ahí la empujaron y la tiraron al piso.

La empezaron a patear y jalar el cabello, le gritaban groserías y le decían que era una estúpida.

Caeli aceptó que todo el tiempo sintió que su vida corría peligro y que podrían abusar sexualmente de ella.

Como pudo se salió del lugar y hasta se aventó por unas escaleras, hasta que logró salir de la casa y la policía la resguardó, pero ya no tenía la botella de agua para probar que tenía algo.

Al llegar a su hotel, una mujer de la producción platicó con ella y minimizó su historia, como si no fuera nada malo lo que le pasó esa noche.

Ella renunció al proyecto para el que viajó a ese país porque ya no se sentía segura.

Caeli dice que ahora cuenta su historia para que sus seguidores se cuiden y no les pase lo mismo que a ella.

 

Señalan a Yao Cabrera

Varios de sus seguidores le han mostrado su apoyo en las redes sociales y han indicado que el supuesto amigo del que habla Caeli, es Yao Cabrera, ya que hace tiempo salió un video en el que se están besando.

yao-cabrera-caeli

Los seguidores de Caeli, han atacado a Yao en sus redes sociales y hasta el momento, el youtuber no ha respondido nada al respecto.

Otro youtuber que se hace llamar “El señor X y la señora Y”, subió otro video que se titula “Fue Yao, Yo estuve ahí”, quien asegura que Yao Cabrera era un “entregador” que se dedicaba a realizar esas fiestas donde vendía drogas.

Y declaró que incluso consigue menores de edad para venderlos a pedófilos.

Checa el video de “El señor X y la señora Y” aquí:

Comentarios

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos.