|  

Edición
Impresa

01 de diciembre

01 de diciembre

Venga a la Plaza de Fray Antonio Margil y sepa de él

Esta pequeña plaza está ubicada sobre la  vialidad Arroyo de la Plata, a unos pasos del jardín Juárez.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Esta escultura a Fray Antonio Margil fue hecho por Carlos Espino. | Foto: Carlos Montoya

GUADALUPE.- La plaza Fray Antonio Margil de Jesús, es quizá la más nueva con la que cuenta la cabecera municipal al ser inaugurada en 2018, siendo un espacio de descanso y de esparcimiento familiar.

En Guadalupe no son pocos los espacios para poder ir a reposar, darle lectura a un buen libro, salir a ver la naturaleza o salir a platicar con los amigos o una cita, un buen lugar para esto.

Por si no la conocía o no sabe dónde ubicarla, sepa que esta pequeña plaza está ubicada sobre la  vialidad Arroyo de la Plata, a unos pasos del jardín Juárez y del Convento Franciscano de Guadalupe.

Si está por ahí, con rapidez podrá ver que en su parte central, se alza una escultura de este importante misionero de la orden religiosa de los franciscanos, cuya autoría es del escultor mexicano, Carlos Espino.

Sin duda usted ha pasado por ahí y es que este se trata de uno de los sitios más concurridos por la ciudadanía y por los vecinos de las colonias aledañas, pero pocas personas saben quién fue este personaje.

Él fue un evangelizador español nacido en 1657 en Valencia| Foto: Carlos Montoya

¿Quién es Fray Margil?

Fray Antonio Margil de Jesús es un personaje muy importante en esta región por su tarea de evangelizador durante la conquista. Para hablar de él y de lo que ha hecho nos debemos remontarnos muy al pasado.

Él fue un evangelizador español nacido en 1657 en Valencia, quien más tarde de convertiría en fundador de los Colegios Apostólicos de Propaganda Fide de Querétaro, Guatemala y Zacatecas.

Fray Margil fue un hombre que viajó por varias partes del continente americano y en sus viajes también incluyeron lugares como la península de Yucatán, y Centro América.

Su nombre real era Agapito Luis Paulino Antonio Margil Ros, quien desde los 18 años ingresó a la orden franciscana, para después ordenarse como sacerdote y partir a tierras americanas desde el puerto de Cádiz en  España.

Fray Antonio Margil de Jesús, fundó misiones franciscanas en San Luis Potosí, Saltillo, Monterrey y Zacatecas en este último lugar en 1704 creó el Convento de Guadalupe uno de los más importantes de todo el continente americano.

Así es, el convento al que seguramente va a misa los domingos es una obra en la que se vio envuelto este personaje, a quien debemos la  expansión de las órdenes religiosas en tantas partes de México.

Esta plaza lleva el nombre de este franciscano que murió en la Ciudad de México un 6 de agosto de 1726| Foto: Carlos Montoya.

Un poco de historia

También por esas épocas, por ahí el año de 1707, mediante una cédula real, expedida por el rey Felipe V de España, fue que el convento de Guadalupe  se dedicó a la veneración de la Virgen de Guadalupe.

Es así que dicha plaza lleva su nombre en homenaje a este franciscano que murió en la Ciudad de México un 6 de agosto de 1726 dejando un legado que dota de identidad a los guadalupenses.

Si se toma en cuenta el convento como uno de los lugares más reconocidos del municipio no solo a nivel local sino nacional e internacional, uno debería pensar que día a día pasa por sitios de gran valor histórico.

Así que ya sabe, si ahora pasa por esta plaza y ve a este personaje, para saber cuál es su importancia solo debe ver la construcción del convento y buscar un poco de la orden de los franciscanos.

Con eso vera que Fray Antonio Margil fue un religioso que dejó una gran huella en nuestra historia.

Don`t copy text!