|  

Para vencer y dominar enemigos

Cuando no sepas qué decirle a una persona, abrázala.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Necesitarás:

  • Un trozo de piel de víbora de 5 centímetros
  • Un pergamino
  • Tinta negra
  • Aceite o manteca de culebra

El pergamino se corta en dos mitades, en ambas se escribe el nombre de la persona con la tinta negra y se le pegara un trozo de la piel de víbora.

Después, una mitad hay introducirla dentro del zapato izquierdo de forma que la persona pise al enemigo rezando la oración de abajo.

La otra mitad del pergamino irá junto al aceite o manteca de culebra dentro de un frasco, el cual se debe enterrar debajo de una maceta de la casa.

El significado simbólico de este acto es que el enemigo se arrastrará humillado de la misma manera que la culebra se arrastra en el piso.

Cristo reina, Cristo vence,
Cristo de los males nos defienda,
Cristo me ayude a dominar y vencer a (nombre del enemigo),
con dos te veo, con tres te ató,
la sangre te bebo y el corazón te parto.
Así como te piso (nombre del enemigo),
serás dominado por las fuerzas de San Juan,
dominado por la Espada del Arcángel San Miguel,
te conjuro a que me obedezcas en el nombre de San Elías Monte Carmelo
y llegues a mi humilde y vencido como una oveja a mis pies.

Don`t copy text!