|  

La Exhacienda de El Maguey, un sitio para abrazar el pasado

En el siglo 19 le decían por su nombre real, es decir, la Hacienda de San José del Maguey.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Esta ex hacienda se construyó en el año de 1813 | Texto y foto: David Castañeda

ZACATECAS.-Si gusta de conocer ruinas o edificaciones abandonadas que tienen mucha historia, sin duda, la Exhacienda de El Maguey, es un sitio al que vale la pena aventurarse.

La Exhacienda de El Maguey es un ejemplo vivo de lo que fue la grandeza de la época de los hacendados, refiriéndose a un pasado bastante lejano, porque el tiempo no ha pasado en balde.

Con el paso de los años las edificaciones y el abandono del mismo lugar, nos dicen cómo el brillo y la vida de estos muros y fachadas se han ido opacando con el deterioro de los materiales.

Lo anterior, porque el viento, la lluvia y la misma luz del sol han hecho que el color se vaya y la solidez de estas edificaciones no sea la misma.

Para hablar de este lugar hay que remontarse a un pasado distante, justo al año de 1813, cuando estaba el dueño original, un hombre llamado don Antonio María Gordos.

A día de hoy, la capilla dedicada a San José aún opera y tiene fieles.| Foto: David Castañeda.

Cuando la Hacienda estaba viva

En esos años de la primera mitad del siglo 19, don Antonio se hizo de la propiedad de esa hacienda, junto a otra ubicada en  Malpaso, entre otras cercanas.

En ese entonces, a este lugar se le conocía por su nombre real, es decir, se le llamaba la Hacienda de San José del Maguey,  y  su principal actividad comercial fue la ganadería, misma que sigue hasta la fecha.

Este lugar, sin duda en ese siglo fue de gran importancia debido a que se encontraba muy comunicada con algunos yacimientos mineros, es por eso mismo que acabó convirtiéndose en un sector muy importante.

A día de hoy solo tenemos una fracción del tamaño real de lo que era la hacienda de San José del Maguey, pues, la extensión original de lo que era este sitio, llegaba a unas 69 mil 86 hectáreas.

La extensión de la Hacienda de San José del Maguey se extendían sobre los límites de lo que hoy en día es Fresnillo, Calera y Jerez.

De modo que uno puede darse una idea de lo mucho que se llegó a extender el domino del hacendado.

En su tiempo, la hacienda de San José del Maguey,  llegaba a unos  69 mil 86 hectáreas.| Foto: David Castañeda.

Una Revolución lo cambia todo

Sin embargo ya para inicios del siglo 20, las cosas vendrían a cambiar con la llegada de la Revolución Mexicana.

Y es que una de las principales razones por las que se originó el conflicto armado era la acaparación de las tierras por parte de los hacendados.

En razón de ello, muchas haciendas se quedaron vacías o fueron desalojadas y saqueadas por los revolucionaros, quienes estaban inconformes.

Fue así que terminó el esplendor de las haciendas, quedando a día de hoy algunas que ya no pertenecen a nadie y quedaron abandonadas, al no aparecer nadie que las reclamara.

Actualmente, en la Exhacienda de El Maguey se mantienen en pie los muros de la Casa Grande  y de las tapias, asimismo la capilla en honor a San José.

Capilla que sin embargo sí logró sortear el paso de los años de mejor manera, ya que sí se mantiene en todo su esplendor, todo gracias a que la fe sigue en los fieles.

La hacienda de San José del Maguey,  y  su principal actividad comercial fue la ganadería.| Foto: David Castañeda.

Ahora quedan los recuerdos

Sin duda, uno puede aventurarse y pasear por la Exhacienda de El Maguey para sacar bellas postales que nos trasladan a viejas épocas.

Además de que nos transmiten emociones como una nostalgia por lo que antes fue y que ahora apenas y persiste al temporal.

El deterioro de estas edificaciones y la soledad de la Exhacienda de El Maguey, se entrelazan, dando una sensación de paz y tranquilidad mientras los visitantes contemplan y adivinan lo que era este lugar antes y lo que es ahora.

 

Don`t copy text!