|  

El tiempo - Tutiempo.net

Despiden como a los grandes a El Príncipe de la Canción

Miles de fans lo esperaron afuera de la Basílica de Guadalupe, lugar donde sus hijos José Joel y Marysol dijeron sentirse orgullosos de su padre.

Redacción Zacatecas

   |  10 octubre, 2019

jose-jose
Despiden como a los grandes a El Príncipe de la Canción

CIUDAD DE MÉXICO/AGENCIAS.- El Príncipe de la Canción por fin descansa en el Panteón Francés junto a los restos de su madre, justo como él lo deseaba, esto después de que se cumpliera su voluntad de ser despedido en la Basílica de Guadalupe y de que se le rindiera un homenaje en el Palacio de Bellas Artes.

Finalmente llegó a su México

Advertisements

Las cenizas de José José llegaron a México luego de una ola de escándalos en donde estuvieron involucrados sus hijos José Joel, Marysol y Sarita; las cuales fueron trasladadas por la Fuerza Aérea Mexicana desde la ciudad de Miami donde su hija Sara Sosa resguarda parte de las mismas.

Advertisements

Al hangar presidencial llegó un hermoso féretro chapado en oro que contenía las cenizas del cantante, en donde su hijo José Joel dijo unas emotivas palabras

“Muchísimas gracias, de verdad. Hoy es un día muy bello para nosotros (…) Gracias, de verdad, por lo que se logró (…) Gracias a mi madre, a mis amigos, gracias a Dios, primeramente, porque logramos el cometido. Mi padre, nuestro Príncipe José José, ya está en México”.

El Príncipe y su palacio

Después de llegar al país, las cenizas fueron trasladadas hasta el Palacio de Bellas Artes para recibir un homenaje en donde, tras un aplauso generalizado, se escucharon las primeras notas de La nave del olvido interpretada por la Orquesta Sinfónica Nacional.

Durante el homenaje no dejaron de sonar las bellas melodías que alguna vez interpretó el Principe y que todos los presentes escuchaban con una expresión melancólica en su rostro.

Algunas de las figuras del espectáculo presentes fueron Emmanuel, Lucía Méndez, Dulce, así como la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, quienes expusieron su respeto y pésame a la exesposa de José José, Anel Noreña.

Las puertas del recinto se abrieron a partir de las 11 de la mañana para que todos sus fans y algunos curiosos entraran para despedir a su artista favorito; entre los asistentes destacó la presencia de una mujer que al estar frente al féretro comenzó a cantar mientras todos la escuchaban pacientemente.

La bendición que deseaba José José

Al finalizar el emotivo homenaje en el Palacio de Bellas Artes, se cumplió una de las últimas voluntades del intérprete de Amar y querer, ya que las cenizas fueron trasladadas a la Basílica de Guadalupe para una misa que, gracias a las palabras del Monseñor Gustavo Moreno Bravo, arrancó las lágrimas de los miles de fans presentes.

Durante todo el tiempo en que las cenizas de José José, a las afueras de la Basílica, no pararon los homenajes y tributos de las personas que lo admiraron en vida, ya que se escuchaba como entonaban las canciones icónicas del Principe de la Canción y como mostraban imágenes de la gran trayectoria del artista.

Clavería, el barrio que lo vio crecer

El tributo no terminaba para uno de los más grandes intérpretes de México, ya que sus hijos llevaron las cenizas del cantante hasta el barrio de Clavería (Azcapotzalco), el lugar donde lo vieron crecer y en donde al pie de la estatua en su honor se le brindó un hermoso tributo.

A los brazos de su madre

Después de completar un recorrido por las principales calles de la Ciudad de México, el féretro llegó al Panteón Francés en donde miles se congregaron para darle el último adiós y en donde descansará al lado de su madre como él deseaba.

La música continuó con un mariachi que regaló la interpretación de O tú o yo, Tu primera vez y El gustito, mientras los aplausos siguieron y en el ambiente se notaba una mezcla de sentimientos, la alegría de tenerlo en el país, pero también como decía una de sus más famosas canciones: “Que triste fue decirnos adiós”.

Comentarios

 NOTICIAS RELACIONADAS