|  

Edición
Impresa

21 de septiembre

21 de septiembre

¿Cuáles son los síntomas de la salación y cómo combatirla?

Nunca dejes de hacer algo por miedo, porque el día que se vaya, solo quedará el arrepentimiento.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
DUMBAR-EL-CURANDERO
Confía en la magia de Dumbar el Curandero.

La salación es uno de los rituales de brujería más temidos, ya que se utiliza la sal como principal ingrediente para provocar la mala suerte en una persona en varias áreas de su vida.

En las salaciones suelen emplear otros elementos como huevos y aceite, que son arrojados en las propiedades de la víctima (casa, carro, entre otras de sus pertenencias), para acarrear accidentes e infortunio.

Algunos síntomas de la salación son:

  • Alejamiento de los seres queridos
  • Discusiones constantes y sin motivo aparente
  • Dificultades económicas y en el trabajo
  • Depresión e irritabilidad
  • Pesadillas
  • Falta de asertividad (tus acciones son malinterpretadas)
  • Perdida de la confianza de amigos y parientes
  • Migrañas

Ritual para contrarrestar la salación

Necesitarás:

  • Ramas de romero y ruda (frescos)
  • Dos bolsas plásticas negras
  • Una vela blanca
  • Un huevo
  • Sal en grano gruesa
  • Miel

Toma el huevo en tus manos y pásalo por tu cuerpo como si fuese una barra de jabón. Desde la cabeza hasta los pies, sin romperlo.

Visualiza como la negatividad es absorbida por el huevo. Una vez termines de recorrer tu cuerpo deposítalo en una de las bolsas plásticas negras, sin romper la cáscara.

Luego enciende la vela blanca e invoca la protección de tus guías espirituales y deja que se consuma por completo.

Toma en tus manos las ramas de ruda y romero frescas, y cepilla todo tu cuerpo con ellas, como si fuesen un plumero natural.

Empieza en el sentido de los pies a la cabeza, y luego a la inversa (de la cabeza a los pies). Visualiza como las energías de las plantas alejan cualquier remanente negativo y vibraciones residuales.

Después, deposita las ramas de ruda y romero, y los residuos de cera de la vela, en la otra bolsa plástica. Toma las bolsas y deséchalas lo más lejos posible de tu casa.

Luego toma un baño, toma un poco de sal marina gruesa y pásala por tu cuerpo como si se tratara de una esponja.

A continuación, saca la sal con el agua de la ducha y toma miel en tus manos y úntala en tu cuerpo para atraer energías armonizadoras.

Deja que la miel permanezca unos minutos sobre tu cuerpo (no más de 5 minutos), y procede a aclararla con agua. Sécate suavemente, con una toalla de algodón.

Luego enciende una vela blanca en agradecimiento a tus guías y protectores, por acompañarte en el ritual y ofrecerte su ayuda para eliminar la salación.

Don`t copy text!