|  

Edición
Impresa

19 de septiembre

19 de septiembre

Botella de bendición para la habitación de un bebé

Si actúas como víctima, serás tratado como tal.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Confía en la magia de Dumbar el Curandero.

Este frasco también se puede adaptar para un niño, un adulto o un hogar. Es un magnifico regalo para los padres que esperan.

Para realizarla necesitarás:

  • Pluma blanca
  • Flores secas (ver lista)
  • Frasco de vidrio con tapa
  • Hierbas secas (ver lista)
  • Sal de grano
  • Conchas
  • Cuarzo

Vamos a empezar por limpiar los materiales de manera energética, con una mezcla de agua y sal de grano, con lo cual rociaremos con mucho cuidado cada uno de ellos.

Enseguida pasa un poco de incienso de sándalo y por último pasa a una distancia considerable un poco de fuego con una vela.

Agrega los artículos a continuación en el frasco, ciérralo y agita suavemente. Cargarlo bajo la luz de la Luna Llena y luego colócalo en la habitación del bebé.

Los elementos que hay dentro de la botella deben ser en número impar. / Foto: Cortesía

Elementos a considerar

De la siguiente lista elige los elementos con los que más te sientes conectado, pero recuerda que deben ser elementos en número impar (3, 5, 7, 9, ….).

 

Cuarzos

Amatista: para la calma, el trabajo soñado, la intuición, protección (general), la purificación, el bien dormir, la espiritualidad, el éxito y el bienestar.

Turmalina negra: crecimiento, protección, purificación, estabilidad, soporte.

Acerina: Conciencia, equilibrio, calma, claridad, comunicación, confianza, valor, disciplina, felicidad, inteligencia, conocimiento, optimismo, poder, protección, estabilidad y fuerza de voluntad.

Piedra lunar: realización, calma, compasión, creatividad, amistad, felicidad, armonía, conocimiento, lealtad, suerte, protección durante el viaje, alivio del estrés, apoyo a dar y recibir; y sabiduría.

Ojo de tigre: protección espiritual, propósito para encontrar, habilidades para descubrir, éxito, alivio del estrés, riqueza y fuerza de voluntad.

Las hierbas que uses deben ser secas. / Foto: Cortesía

Flores

Manzanilla: equilibrio, calma, creatividad, determinación, trabajo de sueños, amabilidad, armonía, curación, intuición, suerte, paz interior, alivio del estrés y riqueza.

Jazmín: reino astral, equilibrio emocional, calma, claridad, comunicación, creatividad, defensa, imaginación, suerte, magia, paz, prosperidad, protección general, purificación para limpiar o hacer nuevas y relaciones románticas.

Lavanda: Equilibrio emocional, comunicación, valor, trabajo de ensueño, amistad, dulzura, amabilidad, armonía, curación, inspiración, longevidad, suerte, paz, purificación para limpiar o hacer algo nuevo, renovación y relaciones pacíficas.

Maravilla/caléndula: afecto, conciencia, consuelo, consagración, dedicación, trabajo de sueño, resistencia, fidelidad, felicidad, longevidad, protección espiritual, responsabilidad y transformación interior.

Rosa: bendiciones, calma, clarividencia, compasión, confianza, creatividad, trabajo de sueños, familia, gracia, felicidad, el hogar, inspiración, suerte, paciencia, protección emocional, confianza, bienestar y sabiduría.

Hierbas

Toronjil: calma, claridad, comodidad, consagración, curación, longevidad, relaciones, para aliviar la tristeza, alivio del estrés y simpatía.

Romero: Comodidad, consagración, coraje, creatividad, determinación, empoderamiento, amistad, curación, honestidad, inspiración, inteligencia, intuición, longevidad, lealtad, poder de memoria, protección, renovación, bienestar y fuerza de voluntad.

Ajenjo: Clarividencia, coraje, defensa, resistencia, perdón, guía, paz, protección contra el encantamiento, purificación, transformación y visiones.

Notas:

Agrega un símbolo mágico al interior de la tapa para una dosis extra de magia. Usa los materiales secos

Don`t copy text!