|  

El Runrún: Voto cruzado; intrigas y celos en los partidos

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Carolina Dávila será diputada federal.

Por más que en las alianzas se insistió en buscar la meta en común para frenar a los adversarios, el voto cruzado se impuso y generó intrigas, celos y hasta reclamos en compañeros del mismo bando. Para la alianza PRI-PAN-PRD, Jerez empezó mal y acabó mal. El panista Pepe Pasteles se aferró que vencería a los de Morena y al que le pusieran sin necesidad de ir en alianza. Curiosamente sacó más votos (6 mil 126) que los que el PAN le dio a Cuquita Ávalos en el Distrito 10, que fueron 5 mil 448. Y pese a eso, Pasteles acabó en tercer lugar en la elección para la presidencia y la maestra ganó el distrito. En Río Grande, el neoperredista Mario Córdova le agandalló votos al PRI. Ganó la presidencia con más votos del Sol Azteca, 6 mil 687, que los 5 mil 26 de Juan Mendoza en el distrito, y aun así también le dio para ganar. Chilo Murillo, candidato en Sombrerete, cosechó más votos en el PAN que Karla Valdez. Y así Chilo perdió con su hermano Alan y Karla se reelegirá en el distrito.

Se ayudaron
Se sabe que en Loreto hubo una especie de colaboración entre Carolina Dávila, candidata del PRI-PAN-PRD y virtual ganadora en el Distrito 4 federal, con Gustavo Aguilar del Partido del Pueblo, quien dio la sorpresa en la contienda por la presidencia municipal. ¿El objetivo? Congelar a Morena y al PT, aunque se tuviera que sacrificar al priísta Octavio Monreal. Los resultados son evidentes. Pablo Valadez, candidato a diputado en ese distrito por el Partido del Pueblo, no parecía compañero de fórmula de Aguilar. La diferencia en votación entre los dos compañeros fue tanta parecían de dos institutos políticos distintos.

Los recuentos
El artículo 259 de la Ley Electoral del Estado establece que los partidos pueden pedir el recuento total de los votos cuando la diferencia entre el primer y segundo lugar sea menor a un punto porcentual. Había contiendas cerradas, pero la diferencia en votación aumentó. En el distrito 7 Carlos Alvarado Campa, de Morena-PVEM-PT-Panal, quedó con un 43.5%, mientras que Gerardo Pinedo, del PRI-PAN-PRD acabó con 45.9%, según datos del PREP. Omar Téllez de Pinos también se despegó con un 46.2% del morenista Chuy Álvarez, que obtuvo el 44.7% y Jehú Salas logró 41 puntos contra los 39 de Òscar Castruita en el Distrito de Ojocaliente. Morena pretende acreditar alguna anomalía en el proceso de votación, pero se ve difícil que se modifique el panorama. Hoy sesiona el Consejo del IEEZ para definir los cómputos y entregar las constancias de mayoría.

En suspenso, distritos federales
Morena no da por perdidos los distritos federales 2 y 4. En el primero de estos, el panista Miguel Varela terminó con más de 77 mil 500 votos, mientras que Lyndiana Bugarín no llegó a los 74 mil. Si bien la diferencia entre ambos es mayor a un punto porcentual, los votos nulos en ese distrito fueron 5 mil 934, más que la ventaja que tuvo Varela, y eso es motivo para que los de la 4T pidan una revisión de votos. En el distrito 4 es la misma historia, los votos nulos fueron 6 mil 668, más o menos el triple de la ventaja que Carolina Dávila le sacó a Julia Olguín. Por eso los jurídicos de Morena no desisten en que se pudiera darle la vuelta a la tortilla.

Doblaron a Beto Anaya
El Cepillo Figueroa perdió el distrito de Loreto y lo más probable es que no llegue a la pluri 2. Ese espacio se lo consiguió la senadora Geovanna Bañuelos, aunque en dicen que en realidad le cayó de rebote y la intención de la petista era darle el lugar a su pareja Juan Carlos Corona Campos. Se dice que la misma senadora se lo pidió al dirigente nacional del partido Beto Anaya.
— ¿Juan Carlos? No. Le falta trayectoria y trabajo en el partido-, dijo el mando petista.
— ¿Y a poco Antonio Guzmán si la tiene? – preguntó Geovanna.
— Tampoco.
— Entonces pongan a El Cepillo.
Así se habría acordado el cambio en la lista 2 de pluri al Congreso local.

Nueve y nueve
Entre PRI, PAN y PRD habrán ganado la mitad de los 18 distritos locales. Morena y sus aliados se llevarán la otra mitad. Todo mundo está esperando los cómputos del domingo para ver de a cómo toca la repartición de las 12 pluris, y los procesos por equidad de género. Ocho mujeres aparecen como virtuales ganadoras en las urnas: Gaby Pinedo, Violeta Cerrillo, Roxana Muñoz, Cuquita Ávalos, Maribel Galván, Karla Valdez, Susana Barragán e Imelda Mauricio. Los candidatos migrantes que entrarían José Juan Estrada, del PRI, y Sergio Ortega Rodríguez. De modo tal, entrarían tres legisladores más por vía de representación proporcional que serían el priísta Víctor Rentería, (gracias a que Jehú Salas remontó), Enrique Laviada por Morena y posiblemente el panista Pedro Martínez.

Don`t copy text!