|  

Edición
Impresa

21 de septiembre

21 de septiembre

El Runrún: Sindicatos, responsables de la crisis en el Issstezac

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Ayer se calentaron los ánimos en la reunión entre líderes sindicales, diputados locales y el auditor Raúl Brito. “Cárcel a los corruptos, a los saqueadores del Issstezac”, exigían los sindicatos. Brito solo decía que quizá para diciembre estaría en condiciones de emprender acciones penales contra algún exfuncionario del instituto, o resarcitorias por lo menos. Brito reveló que por lo menos en los últimos 10 años, hay mil millones de pesos que se desviaron del fondo de pensiones y que se han incluido prestaciones no incluidas a los trabajadores. Pero ese desvío de mil millones no implicaría precisamente un delito, sino una necesidad de ir sacando los pagos ante la escasez del recursos. “No hay dinero que alcance”, decían los legisladores del grupo de Chuy Padilla. Y en esa búsqueda por hallar culpables se hicieron señalamientos a los mismos sindicatos. Al Supdacobaez, manejado por Gerardo García, le recriminaron los constantes adeudos del colegio por la falta de pago de cuotas. Ya el gobierno tuvo que ceder un terreno para reducir la deuda, que se mantiene en más de 100 millones de pesos con los nuevos saldos. El Morelitos García Murillo puso el grito en el cielo. Según él, es Gobierno del Estado y no el Supdacobaez el responsable del déficit en el pago de aportaciones al Issstezac. Para salir de dudas, quedaron en llamar al secretario de Finanzas, Ricardo Olivares, para que explique quién es el verdadero culpable. Los sindicatos están felices. Si acaso llegara a comparecer, Olivares lo haría en dos o tres semanas. Se llevarían más días en volver a discutir el proyecto de reforma y para entonces habrá acabado la 63 Legislatura.

Responsabilidad compartida

Hubo irresponsabilidad de exfuncionarios en otorgar beneficios y prestaciones sin sustento presupuestal. Esos pagos tuvieron que pasar por junta directiva, en la que también participan los sindicatos. Por eso, los diputados morenistas también les achacan responsabilidad. Las pensiones más generosas, dicen, son las que corresponden a la 58 del SNTE de Óscar Castruita. Los mismos líderes sindicales están dando largas para retrasar el proyecto de reforma al instituto; así las cosas, al próximo gobierno le tocará aprobar la reforma o destinar más presupuesto al pago de pensiones, en perjuicio de otros rubros como obra pública, salud o seguridad. Cuenta la leyenda que cuando menos uno o dos de los otros 15 diputados del PRI y aliados, que se mantienen en contra de la reforma, estarían a la expectativa de cambiar de opinión por “si cae maicito”.

La llama está por apagarse

El Antorcho Ávila, excandidato a la presidencia de Guadalupe, ya alzó la voz en el PRI. Lo menos que espera por su esfuerzo en campaña y las tres regidurías que logró (ninguna para su grupo) es que la Contraloría municipal se la entreguen a su equipo. Antorcha la necesita urgentemente. La llama está débil y por eso se encomiendan al presidente del PRI, Enrique Flores, para que les entregue “lo justo”. Pero aún teniendo el apoyo de Enrique, no hay garantía de conseguir el hueso. El líder priísta está en la lista negra del grupo Indeco y no se ve por dónde pudiera haber acuerdos. El temor de los antorchistas sería que algún recomendado de Roberto Luévano, quien sí tiene buena relación con el alcalde electo Julio César Chávez, amarre votos en el cabildo para llegar a la Contraloría.

Runrunazos

Ahora que David Monreal, gobernador electo, anunció que desde el primer día que llegue al poder iniciará la reconstrucción de carreteras, se pondrá atención a los proyectos que quedaron pendientes, como la carretera Palmas Altas-Jerez, donde un contratista le quedó mal a Jorge Luis Pedroza. *Juran en la Secretaría de Economía que la funcionaria *María Herrera no tiene injerencia en la contratación de consultorías por parte del Fideicomiso Zacatecas, que maneja Roberto René Pérez. Hasta el momento, el equipo de Carlos Bárcena no tiene registros de pagos a la agencia G de L Consultores, que vinculan con familiares de Herrera. * Siguen los dramas en el Colegio de Ingenieros. Sucede que la actual presidenta Judit Trejo le entregará a Laurita Bermúdez números rojos por 1 millón 400 mil pesos, además de un padrón inflado con miembros que no cumplieron todos los requisitos para estar en el gremio. Aún falta que se destapen los manejos del anterior presidente Ramón Martínez. Anticipan que ahí sí habrá un verdadero escándalo.

Don`t copy text!