|  

El Runrún: Se va destapando el gabinete de David

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Silvia Saavedra y Humbelina Elizabeth López.

Guardia Nacional, mucho ruido y pocas nueces
SUTSEMOP, de los más beneficiados con reforma al Issstezac
Abogados tientan a funcionarios que van de salida

El seis de junio se decidió, por mandato popular, quien sería el gobernador del estado por los próximos seis años. Eso determinó que un grupo de zacatecanos serán los privilegiados con más poder y más dinero. Mejores salarios y poder para una centena de familias. Y dado que ganó Morena y no la alianza PRI PAN PRD, eso determina que hay un cambio de grupo en el poder.

Las influencias a veces se precian más porque se obtienen empleos para familiares y amigos y hay quienes, invariablemente, se hacen ricos de forma inexplicable. ¿Quiénes serán los nuevos rostros de la vida pública de Zacatecas? La especulación circula y se expande. Unos quieren estar ahí en el gabinete y alzan la mano; otros tienen ya la promesa y algunos muy atrevidos ya lo anuncian y hasta invitan a colaborar a otros.

El gobernador electo, David Monreal Ávila, ya ha dado pistas respecto a la integración de su equipo. El 28 de mayo advirtió durante una gira en Loreto: “ni lo mismo, ni los mismos”. El 6 de junio por la noche, que ya se sabía que iba a ser el próximo gobernador, dijo: “quiero agradecer al ejército democrático (servidores de la nación), a mi equipo cercano, a mis amigas y amigos que no se ven, pero están ahí siempre en la lucha acompañándonos”.

También ha insistido que habrá muchas mujeres superpoderosas, dos en particular. Alguna vez afirmó que en Secretaría General de Gobierno y en la Secretaría de Finanzas irían mujeres. Luego ha dicho: habrá jóvenes talentosos, gente nueva.

Hay indicios con mensajes cifrados que solo algunos entienden con claridad. Esta semana, el jueves finalmente se vieron dos señales claras. Humbelina Elizabeth López dejó el INAI y se despidió agradeciendo a su jefa en el instituto “por ser la conductora de muchos zacatecanos”. La comisionada del INAI le respondió que la lealtad y trabajo son parte de los triunfos, “los equipos se desdoblan, nunca lo olvide”. Y es evidente que Humbelina Elizabeth, mejor conocida como Liz por sus conductoras, como ella misma lo afirmó, viene a perfilarse en alguna posición para el gobierno entrante, que podría ser la coordinación administrativa de una gran dependencia, como la SEZ.

Otro perfil que claramente ya asomó la cabeza es Silvia Saavedra, también exfuncionaria del INAI, quien le agradeció a su santa patrona, a lo que esta le respondió que la lealtad será su distintivo. A Silvia se le ve como probable secretaria de la Función Pública.

Saavedra y Liz serán dos de las cinco personas que conformen el equipo de recepción. Esas cinco personas seguramente serán perfiles clave en el gabinete, según reglas no escritas de la políticas de transición entre gobiernos y ahí las pistas se irán develando más claramente.

Otras caras nuevas que se anticipan es la de la particular de Monreal, Adelina Rosales para alguna función en la Jefatura de Oficina del Gobernador y Rafa Flores o Manuel Ibarra para la Secretaría de Educación.

En la pelea por las secretarías la diputada Susana Rodríguez quiere la SAMA; Chuy Padilla estaría contemplado para la Secampo, luego de que Lolis Serna declinara la invitación, aunque para esa área también hacen ruido Rafa Llamas y Roy Barragán, que también busca la Secretaría de Administración. Se analiza todavía la inclusión de Marycarmen Salinas, la tesorera del Senado que renunció a la Sindicatura de Guadalupe, ya que su proyecto va más enfocado al de Ricardo Monreal que al de David.

En el tema de salud se maneja la terna del excomisionado de Derechos Humanos, Joel Correa Chacón; el líder sindical Uswaldo Pinedo y la actual delegada del IMSS, Saandra Durán.

Los exsubdelegados del Bienestar Priscila Benítez y Carlos Zúñiga podrían estar en la primera línea del gabinete con la Secretaría de Desarrollo Social; Rodrigo Castañeda está aferrado a que le den la Secretaría de Economía en tanto Hamurabi Gamboa y César González están contemplados para el Cozcyt e Incufidez, respectivamente. Perfiles como Norma Julieta del Río y el mismísimo Julio César Chávez también suenan para la Secretaría General de Gobierno o para la jefatura de gabinete que se anuncia como uno de los nuevos puestos de la restructura administrativa. En Obras Públicas, se tiene la propuesta del secretario de la CMIC, Rafael López de Lara; también suenan el expresidente de la cámara, Jorge Hiriart, y el actual Pascual González. Se sabe que hubo una petición de los expresidentes de la CMIC para que el secretario de Obras Públicas salga de la cámara.

Lo más seguro es que la también superpoderosa Verónica Díaz continúe en la Secretaría del Bienestar porque su posición cerrará de forma firme el gran círculo de poder Gobierno Federal-gobierno estatal del mismo grupo político, alrededor de David Monreal.

El rescate

Hay otro grupo de personajes metidos en Morena que aspiran a una invitación porque fueron candidatos perdedores o bien salieron de sus puestos anteriores sin haber sido candidatos. Y en ese repechaje se promueven para la Secretaría de la Mujer las excandidatas a diputadas federales Julia Olguín y Lyndiana Bugarín; aunque también ha sonado Ruth Calderón, quien de todas formas tiene segura la Sindicatura de la capital.

Entre los que esperan rescate se incluyen actuales diputados como Mónica Borrego, Raúl Ulloa, Omar Carrera (decidido a ir por el comité estatal de Morena), Javier Calzada; Héctor Menchaca, que espera confirmación para llegar al Issstezac; Emma Liseth López Murillo, Lolo Hernández y Aida Ruiz Flores. Otros damnificados que esperan salvavidas es Julio César Ramírez, fallido candidato en Río Grande y Óscar Castruita, derrotado en el distrito de Ojocaliente, además de Karina Pérez, excandidata de Morena en Sombrerete.

No se les ve

Hubo varios grupos que se adhirieron al movimiento D21 con una clara intención de ser futuros funcionarios y protagonistas, pero parece que quedarán fuera de la repartición de huesos en gobierno, o al menos de los más importantes: Enrique Laviada (que se quedaría con una diputación), Cuauhtémoc Calderón, Javier Reyes Romo, Elías Barajas, Javier Mendoza, Alejandro Solís, Carlos Alvarado Campa y Gumaro Hernández y otros que creyeron que por aparecer en la foto ya reservaban su espacio en gobierno. Si bien presumieron un activismo como promotores del D21, está en duda de cuántos votos en realidad sumaron a la causa. El mismo David Monreal se recargó más en la estructura de la Secretaría del Bienestar que en la de los veteranos de la política. A Jaime Casas tampoco se le ve un protagonismo futuro en el gobierno estatal, pero anda muy ocupado trabajando en el equipo de Jorge Miranda que llegará a gobernar la capital.

Falta coordinación

Hay detalles por corregir en la coordinación entre la Guardia Nacional y las fuerzas estatales que comanda Arturo López Bazán. Sucede que la comunicación y cooperación entre ambas corporaciones se limita a los casos donde ya sucedieron actos de violencia. Pero para cuestiones de vigilancia y prevención falta mucho por hacer. Ya hubo un llamado de la alcaldesa de Huanusco, Alma López, por la excesiva presencia de elementos federales para cuidar actos proselitistas, más que acudir a situaciones de riesgo. Y aunque Gobierno Federal presume un aumento en el despliegue de la Guardia Nacional, esa fuerza parece que no está bien enfocada. De enero a diciembre del 2020 aumentó en número de elementos en Zacatecas de 1,647 a 2,140. Pero en divisiones específicas, como la seguridad en carreteras, la cifra de oficiales bajó de 134 a 118. Según datos oficiales de la guardia, el número de agentes de inteligencia a lo mucho fue de 5, en enero y octubre del año pasado. Y de Investigación solo hubo un oficial en septiembre-octubre y cuatro en noviembre-diciembre, durante todo ese año. En ocasiones a la Guardia Nacional se le ha visto más metida en custodiar la entrega de apoyos, vigilar depósitos de los programas, asistir a adultos mayores y otras actividades que no son propiamente enfrentar al crimen. Y eso ya se empieza a recriminar en las mesas de Coordinación Local.

La Guardia Nacional debilitada así parece más bien un grupo de SNA (Servidores de la Nación Armados) que una verdadera fuerza gubernamental para contener la violencia derivada del crimen organizado.
Por lo pronto, el alcalde de Fresnillo Martín Álvarez ya les insistió en que el municipio requiere resultados inmediatos en el combate a la inseguridad.

Los confundieron

Luego de que el gobierno de Enrique Alfaro en Jalisco, recriminara el asesinato de dos médicos cuando viajaban en una ambulancia, que fue encontrada en una comunidad de Valparaíso. El gobierno de Tello acordó que reforzará la coordinación con los estados vecinos y esta semana se mantendrán reuniones sobre el tema. Se dice que el personal médico que fue víctima del ataque fue confundido por grupos criminales. En las disputas por el territorio, no es raro que los grupos delincuenciales recojan a sus heridos y difuntos y la línea de investigación que se sigue es que confundieron al personal médico. En Valparaíso, un sector importante se traslada hacia Huejuquilla El Alto, Jalisco, y eso ya generó preocupación por el peligro de la inseguridad en esa región.

Ponen pretextos

Los líderes sindicales que dicen discutir la reforma al Issstezac en realidad no quieren impulsar cambios, sino que las cosas se mantengan como están, como si la capacidad financiera del instituto fuera infinita. En las grillas por la reforma están poniendo pretextos como cambiar de actuario y recurrir a otros informes y auditorías. Pero cuando el Issstezac va cediendo a sus peticiones, se inventan otras y tratan de justificar su inconformidad, por encima de la lógica de sustentabilidad financiera y la situación real del instituto. Pero lo que no se han dado cuenta, al menos en el SUTSEMOP que ahora dirige Israel Chávez, es que ellos serían de los más beneficiados con la reforma, ya que se pondría un límite a los excesos y privilegios que han dado a otros sindicatos, principalmente al de Telesecundarias y el SNTE.

Ven su agosto

Hay otra razón para considerar acertado el programa de bonos de liquidación en el gobierno de Tello, mediante el secretario de Administración Juan Antonio Ruiz. Y es que ya están entrando en las dependencias varios despachos de abogados, entre ellos el de Moisés Muñoz, para ofrecer sus servicios para los funcionarios que quisieran interponer una demanda laboral. Y sí es el caso que los contraten, el costo para el erario sería mucho mayor para el estado, que el de acordar la liquidación que se les está ofreciendo. Al equipo de David Monreal es al que menos le conviene que se interpongan demandas y que se extiendan los juicios, por eso también se pide voluntad política y colaboración de quienes van a dejar los puestos.

Runrunazos

Lalo Rodríguez llega como secretario al Congreso local. El todavía diputado viene decidido a poner orden y se deberá enfocar a los desórdenes administrativos y barbaridades heredaras de pasadas Legislaturas: personal auxiliar con salarios de directivos, trabajadores sin funciones específicas o que dobletean responsabilidades, así como recategorizaciones desmedidas. El mismo diputado se sorprendió de la capacidad de cinismo que ha observado en los manejos financieros de la Legislatura donde ha habido diputados que han dispuesto hasta del fondo de ahorro de todos. * Desde el 2019 se instauró una reforma en la UAZ para que todas las entradas de ingresos se registren y pasen por la Rectoría. El dinero que se genera en las mismas unidades académicas se sigue destinando a las mismas, pero hubo inconformidades, principalmente en Derecho por la discreción con la que manejaban (en efectivo) los pagos para cursos extraordinarios.

Don`t copy text!