|  

Edición
Impresa

23 de septiembre

23 de septiembre

El Runrún: Davidistas contra ricardistas

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
David Monreal, Ricardo Monreal, Marcelo Ebrard y Caty Monreal. | Foto: Cortesía.

Aquel desayuno del domingo entre el gobernador David Monreal y su hermano el senador Ricardo definió algunos movimientos en la administración estatal. El Chamuco convenció al mandatario que su proyecto, con miras a la sucesión presidencial del 24, necesita de todo el apoyo posible. Y de ahí se dio una apertura de respaldo para que Ivette Hernández, Uswaldo Pinedo y Ricardo Hernández llegaran a la Secretaría de Administración, Salud y Coordinación Jurídica. A los davidistas eso no les gustó. Entre ellos y los ricardistas traen sus propias propuestas y por eso vienen y vendrán choques. Alegan davidistas que ellos fueron los verdaderos protagónicos en la campaña, aunque diferentes grupos presumieron de operación política.

Pacto de no agresión
Otro de los pendientes de Ricardo en aquel desayuno, en la casa de su hija Caty Monreal, fue establecer las reglas con el otro aspirante presidencial, Marcelo Ebrard. El exgobernador de Zacatecas y el titular de Relaciones Exteriores habrían acordado un pacto de no agresión, en la competencia por la candidatura, y de que uno se sumaría sin resentimientos al proyecto del elegido. De paso, mandaron un mensaje a la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum: que la competencia entre aspirantes habrá de ser pareja y sin favoritismos, aunque se sabe que la morenista tiene gran respaldo del presidente López Obrador.

Reclamos
Se calentaron los ánimos en el Congreso local por el recorte presupuestal que se pretende aplicar a Zacatecas desde la Federación. La priísta Gaby Basurto recriminó la desaparición del fondo minero, un despojo que Enrique Laviada lo calificó como “una salvajada”. El perredista Juan Mendoza reprochó además que la Guardia Nacional no ha puesto ni un solo malandro a disposición de la Fiscalía y consideró que el gobierno de Tello no dejó una situación financiera tan crítica, como los morenistas alegan. El morenista Ernesto González contratacó con críticas a la anterior administración estatal y que la 4T es el gobierno de un cambio que se está viviendo. Laviada dio al clavo con un ofrecimiento a Morena de aliados para sumarse a un frente contra los recortes de la Federación.

Para el Poder Judicial
Hay dos asuntos clave en la relación que tendrá el gobernador David Monreal con el Poder Judicial que preside Arturo Nahle. El primero es el tema económico. Los magistrados esperan seguridad presupuestal para la nómina y atender las necesidades de impartición de justicia. El segundo asunto, advertido también por la Fiscalía, es reforzar la vigilancia y seguridad en las audiencias, especialmente en las que hay gente peligrosa. Por eso se considera necesario impulsar y reforzar el proyecto de una policía procesal.

La sala de cabildo se convirtió en ring
Juan Pablo Conteras, suplente de Jehú Salas a la diputación, no regresó a terminar su mandato en Pánfilo Natera y el presidente interino, Sergio Méndez se quedó no solo para aguantar las broncas, sino los trancazos, literalmente. Ayer iba a ser la última sesión de cabildo del gobierno saliente y unos regidores retuvieron al alcalde y a su asesor jurídico Néstor Santacruz, hermano de la diputada Zulema Santacruz. Según estos dos, los ediles exigían un bono de fin de trienio y así entre empujones, pasaron a los jaloneos y luego a los golpes. El regidor Gabriel Iraburo le lanzó un jab al rostro de Santacruz, pero este le respondió con un violento cabezazo que hasta lo tumbó. Hay una grabación que lo evidencia. El equipo del alcalde envió un acta de hechos al auditor Raúl Brito para notificarle del descuento de dieta a los regidores por no asistir a las reuniones de cabildo.

Runrunazos
El fiscal Francisco Murillo sigue en una situación de urgencia para que lleguen recursos para operación. Y espera que el actual gobierno le responda con un presupuesto más generoso y ministraciones puntuales. Ante el complicado panorama de seguridad, Murillo se enfrenta a varias broncas: mucha gente, especialmente en comunidades de Jerez no quiere denunciar por temor a represalias; y en otros casos hay agentes del Ministerio Público que parecen no querer investigar. Recientemente le llegó a la Fiscalía una recomendación de Derechos Humanos por un agente que se negó a investigar la muerte de un motociclista, que fue embestido por un Mazda sin placas y que presuntamente el conductor iba en estado de ebriedad. El MP quiso darle carpetazo porque la moto no traía luces. Y así como ese expediente hay un montón de casos pendientes, graves y mucho más graves. *** Dos davidistas recibieron nombramiento. Gerardo Flores ya es coordinador de Comunicación Social, desde antes de la campaña se anticipaba su designación; y Mariano Casas, académico de la UAZ, llega como secretario particular del gobernador.

Don`t copy text!