|  

Edición
Impresa

04 de diciembre

Imagen Zacatecas edición del 04 de diciembre de 2021

Ya reaccionen, diputados

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
José Luis Medina Lizalde
José Luis Medina Lizalde.

¿La estafa legislativa correrá la misma suerte que la estafa maestra versión Zacatecas? Es decir ¿Se cruzarán de brazos las instancias dónde se dieron los hechos presuntamente delictuosos y atenerse a lo que las instancias federales hagan? No debiera ser porque las víctimas directas de los presuntos delitos somos los Zacatecanos, de lo que se deriva que los primeros interesados en acelerar investigaciones al respecto son las instituciones públicas dónde se produjeron los hechos, sin embargo, las autoridades de los planteles afectados por la estafa maestra no reaccionaron como es de esperarse y esperan turno para que la acción de la justicia federal resuelva la conducente. La estafa legislativa recibe idéntico tratamiento de parte de la actual legislatura, dejando a la UIF, inicialmente, toda la responsabilidad.

La costumbre inducida de valorar a los gobiernos por la obra material nos induce a no valorar la impartición de la justicia como tarea esencial, por ello los zacatecanos no hemos puesto en el análisis los casos de justicia fallida que evidencian la debilidad de las instituciones locales, que nos hacen conformarnos en confiar más en la justicia federal que en la del estado.

No se ha sabido de denuncia ante la fiscalía de los hechos protagonizados por la turba de Carlos Pavón que ocasionó daños materiales al más emblemático recinto cultural del estado. ¿habrá ejemplo más elocuente de lo “chiquito” de quienes no actuaron previniendo, deteniendo en flagrancia ni promoviendo la aplicación del derecho?

El efecto que provoca la impunidad es que incentiva la repetición de conductas delictivas. Zacatecas tiene muchos episodios de corrupción que se quedan en escándalos mediáticos, la gente se vuelve escéptica, ante cada nuevo suceso de corrupción maldice, desprecia, pero no guarda la esperanza en que se aplique la ley, ¿Se lo podemos reprochar?

Riesgo de repetición

La estafa legislativa pudiera marcar un antes y un después debido a que ningún partido puede darse baños de pureza toda vez que todos los que tuvieron representación en la 62 legislatura se embarraron del lodo, no puede ser bandera de un partido contra otros, la demanda de que se aplique el derecho en este caso, es causa ciudadana químicamente pura a la que se pueden sumar ciudadanos sin partido y de cualquier partido que compartan la conciencia de que la corrupción zacatecana nos mantiene en el atraso.

Si lo denunciado por González Romo queda en escándalo mediático, como cuando se denunció la facturación falsa en la legislatura 61 y no hubo consecuencias, el saqueo de recursos públicos continuará. Hay elementos para presumir que la estafa legislativa obedeció a un plan que empezó con la decisión de desacatar la ley y no nombrar Órgano interno de control, continúo con la ratificación anticipada de un nuevo mandato de 7 años al titular de la Auditoría Superior del Estado, la no sustitución de Roy Barragán como Secretario de la legislatura cuando deja el cargo, elegir a un diputado para el cargo y esperar hasta horas antes de la conclusión de esa legislatura para tomar posesión.

Si nuevamente triunfa el disimulo, que a nadie le extrañe que dentro de pocos años estemos ante otro escándalo mediático parecido, el pasado jueves, la gaceta parlamentaria publica iniciativa de reforma al artículo 65 de la Constitución cuando dice : La legislatura no podrá presupuestar ayudas sociales le agrega una frase “a las personas morales”, con lo que queda la puerta abierta a que la legislatura presupueste ayudas sociales a las personas físicas, retornando al esquema que propició la utilización masiva de credenciales de elector para comprobar el uso de herramientas legislativas” imitando firmas de ciudadanos que jamás se enteraban, o contratando a quien a cambio de diez mil pesos al mes, se encargaba de todo.

Como podemos apreciar, la mentalidad de la clase política se resiste a cambiar, de no haber un precedente ejemplar, Zacatecas no encontrará el camino para el desarrollo.

Aaaayy Chihuahua cuanta Transa

Según el dicho del diputado Romo, son 25 de treinta diputados “tendrían un pie en la cárcel”, es justo que la sociedad conozca, en ese caso, la identidad de los 5 que actuaron con sentido ético.

No es descartable que parte del dinero desviado (200 millones según lo externó el diputado Ernesto) fuera a parar a campañas electorales como sucedió en Chihuahua con Cesar Duarte, con la diferencia de que aquí no sería un solo partido el involucrado, de ser el caso. Por eso reitero que la demanda de aplicación consecuente del derecho es una bandera ciudadana inobjetable.

Necesitamos un poder legislativo respetable y respetado, fingir que no pasa nada y confiar en la desmemoria colectiva es apuesta suicida, la revolución de las conciencias está en marcha.

Si se puede.

Nos encontramos el lunes en Recreo

@luismedinalizalde | [email protected]

Don`t copy text!