Una familia de tantas - Imagen Zacatecas

  |  

El tiempo - Tutiempo.net



Una familia de tantas

Una familia de tantas

J. Luis Medina Lizalde

   |  5 abril, 2021

José Luis Medina Lizalde

José Luis Medina Lizalde.

La dupla que conforman Julieta del Río y Verónica Díaz confirma que “Información es poder”, Julieta conoce los entresijos de las administraciones de los últimos veinte años y Verónica es dueña de información desde el interior de la familia políticamente más protagónica como tal en la historia política de Zacatecas, si la información da poder, es porque intimida a quien no la tiene y sobre todo a aquel sobre el que se tiene.

La dupla se alzó victoriosa en la fase de asignación de candidaturas, ni siquiera El Senador Ricardo Monreal puede decir lo mismo, ya no digamos Saúl o Catalina, está última asida a la potencialidad del satélite debutante de Pedro Haces.

La historia enseña que las familias instaladas en el poder político llegan a un punto en que se pelean, hoy mismo se encuentra en arresto domiciliario el príncipe de Jordania Hamzah Bin Hussein, hermano del rey Abdalá II, para que, según la BBC de Londres, “detenga sus actividades que amenazan la seguridad y la estabilidad del país”.

En la pelea por la herencia, las familias se autodestruyen disputándose patrimonio reunido en pasado. En política, las familias entran en esa lógica disputándose presente en aras del futuro, les sucedió a los hermanos Ortiz Arana de Querétaro, su fraternal batalla mandó a los dos al retiro prematuro.

La historia más cercana en tiempo y proximidad geográfica es la de los hermanos Humberto y Rubén Moreira, habiendo uno sucedido al otro protagonizan enfrentamientos que diluyen sus ansias de que su poder se traslade a las nuevas generaciones.

El estilo político de Francisco I Madero tan diferente al de su hermano Gustavo no germinó en disputas políticas entre ambos porque la brutal traición que los mató lo hizo imposible, caso distinto al del Presidente Manuel Ávila Camacho con su hermano Maximino con el que coexistió en el ejercicio del poder tan conflictivamente que el rumor dominante en torno a la muerte de este último fue que el primer mandatario lo mandó envenenar para estabilizar la sucesión presidencial.

Horizonte de declive

El choque entre los actores políticos de la familia Monreal ya empezaron a hacerse visibles, el tiempo que le dedica el hermano mayor a conciliar diferencias entre sus hermanos seguramente quisiera emplearlo en construir entendimientos con actores extra-familiares cuyas acciones o falta de las mismas repercutirán en los desenlaces electorales en puerta.

De ganar la gubernatura, David buscará “ser él mismo” y pondrá irremisible distancia de la figura principal de tan prolífica familia política, ningún ser humano acepta de buen grado ser desfavorable y permanentemente comparado como lo es él con Ricardo y seguramente se asegurará de dejar claro que “El gobernador soy yo”.

Saúl sabe que si David es el próximo Gobernador de Zacatecas se pondrá en chino que otro de los mismos apellidos sea su sucesor, el desgaste de la marca Monreal en Zacatecas ya solo pasa desapercibido para Mario Delgado y una mala gestión gubernamental de su hermano será el final de la buenaventura familiar.

Catalina Monreal, hija del senador y heredera de su talento político, no ha podido evitar sudar calenturas ajenas, enlistada en la segunda posición plurinominal de la cuarta circunscripción federal por Fuerza por México, vive la incertidumbre de la conquista del registro como efecto del empoderamiento de su tía Verónica Díaz, que más que súper delegada luce como súper delegante.

Dice Saúl que, así como existen familias de carpinteros, en el caso de su familia es la política el oficio que cultivan sus miembros, hay casos como el de los Moctezuma Barragán dónde se aplica lo dicho por el menor de los Monreal porque Pedro, Pablo y Esteban, en sus respectivas trayectorias, nunca dependen entre sí para acceder a una posición, ni siquiera entre los gemelos izquierdistas Pedro y Pablo.

Los tres hermanos Kennedy escribieron sus propios derroteros sin dependencia entre sí, asesinado el Presidente John, su hermano Robert accedió a la candidatura presidencial 5 años después cayendo también asesinado y Edward pudo fungir el resto de su existencia como poderosísimo senador al que siempre buscaron nominar los liberales gringos sin convencerlo de exponerse a correr la misma suerte de sus hermanos mayores.

Enigma

¿Podrán hacer carrera política David, Saúl, Eulogio, Rodolfo, cuñadas y cuñados, sobrinos y sobrinas del clan Monreal sin las relaciones y recursos al alcance de Ricardo, sin su operación pluri partidaria sigilosa?

Es cuestión de democracia, así como es inobjetable la reelección indefinida cuando es fruto de la genuina voluntad de la ciudadanía, el acceso a posiciones de poder de varios miembros de una familia es igualmente inobjetable cuando cada uno recorre su camino sin lógica caciquil.

¿La fortaleza de Verónica Díaz es fortaleza Monreal? Lo dudo.

Nos encontramos el jueves en Recreo.

Email: luismedinalizalde@gmail.com-@ luismedinalizalde

Comentarios

Don`t copy text!