|  

Edición
Impresa

16 de enero

16 de enero

Muchos frentes abiertos

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
José Luis Medina Lizalde
José Luis Medina Lizalde.

Son muchos los frentes abiertos en estos escasos tres meses del gobierno de David Monreal. ojalá el breve receso de temporada propicie la reflexión autocrítica antes de que las tensiones escalen, no hay metas y objetivos al alcance de un gobierno que tiene que consumir su tiempo en conflictos que pueden aminorarse, conjurarse y evitarse, habrá tensiones inevitables y hasta bienvenidas cuando son efecto de una política que tiene que derrotar intereses adheridos a privilegios y corrupción.

La retención salarial y de pensiones ha generado un deterioro de las relaciones con el magisterio que exigirá mucho tiempo para ser revertido, a eso se agrega la integración de mandos medios y superiores de individualidades sin equipamiento intelectual para el cargo, para retribuir, como en otras áreas, a notorios activistas de su campaña.

La inopinada agresión verbal a los empleados públicos con la adjetivación de “huevones” y con la nunca sustentada afirmación de que son los más ineficientes del país, junto con la falta de claridad sobre los elementos que se toman en consideración para decidir quién se queda y quien se va del empleo, dejando una sensación de arbitrariedad.

Las tensiones con ayuntamientos por la proclividad a entrometerse en nombramientos de altos funcionarios en dónde refleja un menosprecio a la distribución del poder plasmado en las leyes y la sensación de desatención a sus peticiones alcanzó esta semana un nivel preocupante cuando su propio hermano en su condición de presidente municipal de Fresnillo externa su inconformidad por la ausencia de respuesta al pedido de adelanto de participaciones para enfrentar los compromisos de cierre de año y al cuestionar la docilidad del Presidente del municipio de Zacatecas a propósito de atender una petición de la Secretaría de la Función Pública para separar del cargo a su Secretaría General a pesar de que la medida cautelar carece del sustento legal correspondiente.

El pastel nomás no alcanza

La dilación del pago de adeudo heredados con los medios de comunicación aunada a la incertidumbre de la contratación de publicidad gubernamental ha colocado al gremio en situaciones de angustiosa sobrevivencia crea las condiciones para la hipercrítica polarizante en detrimento del periodismo plural y reflexivo que florece en las sociedades democráticas.

La ausencia de fundamentación pública de las reducciones presupuestales y la torpe embestida legal contra el presidente del Tribunal de Justicia, la falta de formas para recortar el presupuesto de órganos autónomos en vez de turnar los proyectos tal cual la recibe el ejecutivo con el exclusivo fin de hacerlo llegar al legislativo, no se explica porque es evidente su control de la mayoría suficiente para que hubiese sido la legislatura la que procediera a los recortes deseados, han creado un clima de desencuentros que a todos desgasta.

No menos desgastante es el frente abierto con la porción fundadora de Morena, otorga cargos a quienes emplearon la violencia para reventar asambleas en el proceso fallido de renovación de dirigencia estatutaria en 2019 y en su nombre se opera una usurpación flagrante al marginar a los legítimos y legales dirigentes de Morena Zacatecas del ejercicio de las prerrogativas y otras facultades que por su cargo le corresponden al presidente Arteaga Gaytán.

No se necesita ser adivino para saber que el gobernador Monreal está muy presionado por su núcleo de apoyadores de campaña que entregaron tiempo o dinero en busca del triunfo, el perfil de apoyadores lo determinó al comunicar el mensaje de que “él era el bueno”, que así lo quería López Obrador, tal mensaje le reclutó a la legión de “realistas” que se adhieren al que perciben ganador independientemente de si lo perciben preparado para el cargo o no.

Tal perfil es muy reclamante de su recompensa, quieren ser incluidos en el reparto del pastel y como nunca alcanza para todos, empujan fuerte para que dicho pastel se amplíe al máximo mediante el despido de quienes ya estaban y ya saben su trabajo.

Hay frentes de batalla que no dependen del gobernador, tal es el caso del abierto por las ambiciones de su hermano Ricardo.

Hasta ahora, tal ambición lo ha protegido de los Loret De Mola y similares interesados en no perjudicar la imagen del senador zacatecano, eso no evita que aparezca en las mediciones mensuales nacionalmente difundidas, en los últimos lugares de aprobación de los 32 gobernadores en funciones.

Aún a tiempo

Por diversos factores, hemos padecido gobernantes débiles en un prolongado tramo de la historia reciente, si David Monreal no se aparta de la dinámica de los tres primeros meses, Zacatecas se irá rezagando todavía más de lo que está.

La autocrítica es virtud en los simples mortales y requisito indispensable en los buenos gobernantes, David Monreal está muy a tiempo.

Nos encontramos el lunes en Recreo
@luismedinalizalde | [email protected]

Don`t copy text!