|  

Edición
Impresa

04 de diciembre

Imagen Zacatecas edición del 04 de diciembre de 2021

Gabinete habemus

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
José Luis Medina Lizalde
José Luis Medina Lizalde.

Cada gobierno inicia con un esquema heredado mientras turna a la legislatura la ley que regirá su administración en la cual plasma nuevas dependencias, fusiona y elimina otras, los nombramientos de David Monreal tienen pues, una dosis de provisionalidad natural, sin embargo, ya es posible descifrar la lógica esperable de un gobierno que pretensiosamente promete una “nueva gobernanza”.

Cuando de los cargos de primer nivel solo queda pendiente el responsable de atención a los migrantes, es posible identificar los rasgos que distinguen al equipo recién conformado.

El peso de la motivación electoral se refleja en la decisión de colocar al frente de estructuras públicas de gran implantación territorial a personalidades fogueadas en conformar estructuras para ganar elecciones como son los casos de Carlos Zúñiga, de Sedesol, Elisa Ramos del DIF, Maribel Villalpando, de Educación Usvaldo Pinedo en Salud, Jesús Padilla en Secampo, Roy Barragán en Turismo, entre otras.

El equipo técnico administrativo es el mismo que ha permanecido dentro de la administración estatal, con alguno que otro recién incorporado.

La integración del primer nivel del equipo manda el mensaje de que las tres figuras más influyentes en la composición del mismo son Ricardo Monreal, Senador de la República, Verónica Díaz, Delegada de programas de Bienestar y Julieta Del Río, del INAI, cada quién con sus propias ambiciones.

Los funcionarios de primer nivel con funciones de enlace con sectores específicos de la sociedad Zacatecana son reclutados sin el parecer de los sectores, tal es el caso de Salud, Educación y Secampo, siendo particularmente controversial el nombramiento del titular de Salud sin la previa separación del cargo de dirigente sindical de los trabajadores del IMSS.

Los integrantes del primer nivel arriban al puesto con subsecretarios nombrados con anterioridad, circunstancia que acota la autoridad del titular ante quienes ostensiblemente el no nombró y por ende, no podrá remover llegado el caso.

Capitán nuevo, tripulación vieja

El pragmatismo y la anulación de lo ideológico se manifiestan en la ausencia de perfiles de Morena o de la izquierda zacatecana y la inclusión de perfiles hasta ayer contrarios (Muestra elocuente la de Susana Rodríguez, Nombrada titular de SAMA por el gobernador al que apenas el 26 de mayo de 2016 denunció por enriquecimiento ilícito).

Zacatecas sigue siendo un barco que cambia de capitán sin cambiar de tripulación en una gran proporción, los mismos grupos de interés que surgieron durante el sexenio de Ricardo Monreal siguen “repartiendo el queso”, muy a pesar de alternancias partidistas y ruidosos pleitos de exgobernadores, sin embargo, el contexto histórico se viene modificando.

Ricardo Monreal se empecinó en hacer gobernador a su hermano sin anticipar que una vez que lo logra, la diferenciación de intereses es inevitable, lo que sirve a los intereses del aspirante a la presidencia de la República no necesariamente coincide con los intereses del estado que su hermano gobierna.  Le pasó a Humberto Moreira como actor de la política nacional al que, a la hora de la verdad, su hermano Rubén, colocado en la primera magistratura de Coahuila por su poderío político, no pudo corresponderle salvándolo del naufragio.

Julieta Del Río y Verónica Díaz, por su inserción en la dinámica extra local igualmente podrán encontrar incompatibilidades en su doble condición de jugadoras extra locales y factores de decisión en la vida pública local, unas veces lo local es catapulta, otras, se convierte en lastre, el político experimentado distingue los tiempos de cabezas de playa de los de quemar las naves.

Si reconocemos un futuro inmediato de gran complejidad política para un estado al que se le vienen juntando las crisis, entendemos que la calidad de la administración pública es crucial para el orden básico como punto de arranque de una transformación de nuestra realidad ¿Pensó David Monreal en la aptitud y en la actitud de los que escoge para que le ayuden a gobernar? ¿Optó por la tranquilidad que genera el dócil, aunque no tenga hechuras más que para mandados cortos?

Juntos harán historia

David no comparte visibilidad con nadie de su equipo, no declaran, no reciben, no deciden, pero no pasará mucho tiempo en la que la prueba de los hechos vaya colocando a cada quién en su lugar y entonces, con toda objetividad sabremos si el gobernador hizo bien en olvidar su promesa de que no habría cuotas ni cuates.

Un buen gobierno necesita una legislatura fuerte, activa, vigilante, no la tenemos a la vista.

La oposición partidista es meramente circunstancial, carece de programa común, se une para resistir, no para cumplir objetivos.

El gobernador tuvo el privilegio de seleccionar a quienes habrán de acompañar la primera mitad de su gobierno desde un poder desvencijado, severamente cuestionado por la ciudadanía, pero indispensable para construir gobernabilidad.

Nos encontramos el lunes en Recreo
@luismedinalizalde | [email protected]

Don`t copy text!