El INE reincide - Imagen Zacatecas

  |  

El tiempo - Tutiempo.net

El INE reincide

El INE reincide

J. Luis Medina Lizalde

   |  10 agosto, 2020

José Luis Medina Lizalde

José Luis Medina Lizalde.

Las mentalidades siempre están modificándose: el simple transcurso del tiempo impulsa cambios en el modo de ver el entorno, hay cambios originados en experiencias traumáticas como los que la emergencia de salud impone.

Como siempre sucede, a los seres humanos no nos “cae el veinte” al mismo tiempo”.

El pasado viernes, el Consejo General del INE aprobó el presupuesto para los partidos políticos asignando un incremento del 38 % para el 2021, cuando México celebra elecciones legislativas intermedias y la mayoría de los estados elige autoridades locales; el aumento implica casi 2 mil millones de pesos más respecto al año anterior alcanzando un total de 7 mil 226 millones de pesos, de los cuales la mayor parte ($5 mil 250  millones) son para que los partidos los gasten y una cifra notoriamente menor (mil 575 millones) son destinados a campañas.

Debe decirse que el exagerado monto es notoriamente inferior al que ejercen como gasto de operación los órganos electorales como lo confirma el dato de que este año el INE dispone por ese concepto le escandalosa cantidad de 11 mil 426 millones de pesos a los que deben sumarse los recursos públicos destinados al Tribunal Federal Electoral del Poder Judicial de la Federación, además de 32 órganos electorales estatales con sus correspondientes 32 tribunales electorales locales.

La discordia política instalada por la ausencia de democracia generó el sistema electoral más caro del mundo, la inalcanzada función de legitimar los procesos se cubrió asignado mucho dinero a la élite burocrática y puso al alcance de las estructuras directivas de los partidos exorbitantes cantidades de dinero.

La resolución del INE aprobando el desmesurado presupuesto habla de una mentalidad incompatible con la realidad de un país con graves rezagos sociales en el contexto generado por la pandemia da cuenta de que la burocracia dorada no modifica su mentalidad como consecuencia de la ineludible crisis económica que habremos de enfrentar en los próximos años.

Mal acostumbrados

Una de las  tensiones que cobrarán fuerza en México y varios  países es la pugna social por abaratar los costos de los gobiernos para trasladar los recursos rescatables a la satisfacción de urgencias sociales y al aparato productivo; una primera evidencia de esa tensión es el humillante auto-exilio del rey Juan Carlos de España, cuya vida regalada asociada a los episodios de corrupción que ha protagonizado, atizó a extremos difíciles de manejar el rencor social del pueblo español que como todos los demás padece la pérdida de empleos y la carestía de productos básicos asociados al confinamiento sanitario.

La corrupción de las élites políticas contemporáneas es más visible que nunca debido a las carreteras de la información instantánea, el encarcelamiento asociado a la constructora Odebrecht de varios prominentes políticos latinoamericanos, así como el dramático suicidio de Alán García cuando la policía quiso aprehenderlo vivirá en los próximos meses el capítulo mexicano, en el que desde ahora se anuncian derrumbes de individualidades y grupos políticos inmersos en el fango.

En los políticos vigentes en nuestro país es necesario el tránsito de la mentalidad del dinero en abundancia a la mentalidad austera, la política como negocio no tendrá manga ancha, cualquier signo de corrupción provoca rencor social activo, manifiesto, lapidario.

Si se cumplen los pronósticos, los mexicanos viviremos un proceso electoral con el desplazamiento físico disminuido severamente, sin movilizaciones masivas, sin concentraciones multitudinarias, con las redes cibernéticas fungiendo como la nueva y democratizada plaza pública, todo lo que elimina los principales gastos electorales ¿por qué el INE no consideró esa perspectiva para solidarizarse con el país reduciendo el presupuesto para su operación y el destinado a los partidos políticos?.

Morena pudo renunciar a la mitad de sus prerrogativas del 2020 sin menoscabo de la legalidad, eso significa que los demás pudieron hacer lo mismo y prefirieron no hacerlo; Morena lo hizo movido por la tajante postura de Andrés Manuel, pero me queda claro que muchos hubieran ignorado la convocatoria sino significara la reprobación generalizada de las bases. La cultura de la política como jugosa vía de ingresos modeló a los políticos actualmente vigentes, los que comulgan genuinamente con la convicción de austeridad del presidente son raza, no “cuadros distinguidos”  que coinciden en su interior con los intelectuales del viejo régimen en calificar de suicida la austeridad republicana.

Dinero castrante

Para abaratar los costos de los gobiernos sin sacrificar funcionalidad se necesita la revaloración de la disciplina, creatividad, talento organizativo y liderazgo y demás atributos dormidos por la mediocre convicción de que sin dinero está la nada.

Bajar el costo de los gobiernos no será fácil, mientras la mentalidad de los políticos tradicionales domine.

La austeridad en la operación de los gobiernos y en los sueldos de las élites políticas forjará mejores líderes y gobiernos.

Lo lograremos.

Comentarios

Don`t copy text!
Cambiar la configuración de la privacidad