|  

Edición
Impresa

28 de enero

28 de enero

El arraigo debe contar

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
José Luis Medina Lizalde
José Luis Medina Lizalde.

No se cumplen tres meses del gobierno de David Monreal cuando aparecen cuestionamientos periodísticos de operaciones de compras y contratos aún pendientes de concretar, de equipos de seguridad y de protección civil.

En el caso de equipo para seguridad el promotor de las adquisiciones es un funcionario procedente de la Ciudad de México que tuvo funciones directivas en la policía turística, en Protección civil es también un importado el que aparece como impulsor de contratos que suscitan dudas, no existe aún elementos para emitir una opinión fundada  respecto el asunto puesto que en todo caso, se trata más de intenciones que de hechos consumados pero el tema amerita reflexionar sobre la práctica de “importar” funcionarios y mantener oscuridades.

La gente prefiere, por razón natural, que los asuntos públicos de su municipio y estado sean responsabilidad de los que allí viven.

Cuando un gobernante incorpora “legión extranjera” despierta reprobación que se exacerba o diluye con el tiempo, el que forma gobierno siendo miembro de la sociedad gobernada es percibido accesible, su desempeño tiene repercusiones en su esfera familiar y por ende, su conducta pública alcanza un nivel de control social más elevado derivado del arraigo, comparado con el que está de paso y con sus seres queridos lejos.

Hay un porcentaje de responsables de asuntos públicos inevitablemente externos, los cuerpos de seguridad de la federación son de vocación itinerante y sus mandos rotativos, sus funciones requieren complementarse con los cuerpos de seguridad con arraigo territorial, unos aportan potencia de fuego, otros el conocimiento del terreno.

El gobierno de la República puede asignar cargos federales en cualquier estado de la republica sin importar residencia o cuna de nacimiento del designado, sus funcionarios desempeñan tareas de coordinación con los locales, cada quien con su camiseta.

Así las cosas, vale la pena preguntarnos el saldo de ese viejo hábito de nuestros gobernantes de importar funcionarios que solo están de paso y con familia lejos, uno de cuyos últimos exponentes fue el Secretario de Economía del gobierno de Zacatecas.

Hora de balance

No comparto el rechazo a los que vienen de fuera solo por el hecho de serlo, algunos han dado resultados apreciables, El anterior titular de Turismo acreditó conocimiento del ramo en su desempeño, para citar un caso reciente, pero en otras ocasiones, su paso por la administración pública zacatecana no se tradujo en nada positivo para la entidad, por otro lado, tenemos años de profesionistas desempleados, haciendo por la vida como Dios les da a entender, en ese sentido, es más que explicable que así como debemos esforzarnos por pedirle a la gente que consuma local en lo posible ¿No podemos pedir que el gobierno use la misma lógica?

Zacatecas tiene a muchos de sus jóvenes de sólida preparación abriéndose paso en Monterrey y Querétaro, en Barcelona y en los Ángeles, porque en su propia tierra no tienen oportunidades, pero además de lo anterior, el desempeño público también se potencia con conocimiento del terreno, con vinculaciones sociales de larga data, con sentido de pertenencia. En los seres humanos existe sentido de pertenencia y amor a los suyos, la vocación de servir a la gente concreta de la sociedad de la que se forma parte no es desbordamiento pueblerino

Zacatecas ha formado personal calificado para ocuparse de la seguridad en su sentido cabal, la prevención de delito es universo complejo, multidisciplinario, que no cabe en los escritorios, el combate a las adicciones debiera movilizar a fuerzas sociales en colonias y comunidades, hemos desperdiciado el valioso potencial humano para poner en práctica la reinserción social de los reos pero hemos sido tan fallidos que hasta la dirección del principal centro penitenciario les ha sido encomendado a “importados” sin que eso se traduzca en mejoramiento alguno

Los recursos públicos ejercidos localmente en seguridad han crecido exponencialmente en las dos últimas décadas, somos territorio sin policías, policías sin patrullas, patrullas sin gasolina, cámaras de video vigilancia sin utilidad alguna, equipo y armamento modesto e insuficiente, a lo largo de ese tiempo, la burocracia de la seguridad ha estado operada por funcionarios “importados” sino en su totalidad si en alto porcentaje ¿No es hora de hacerles cuentas?

Opacidad Crónica

La captura de los cuerpos de seguridad por la delincuencia, la pérdida de control sobre la vida penitenciaria, son buenas razones para indagar en las entrañas burocráticas y seguir la huella del dinero

El poder legislativo ha omitido su deber de dar puntual seguimiento al ejercicio de los presupuestos, la auditoría del estado, la función pública, el sistema estatal anticorrupción han fungido como costosos floreros al respecto ¿Cómo echar a andar las instancias responsables de prevenir, denunciar y castigar la corrupción pública en Zacatecas?

Con ciudadanos.

Nos encontramos el jueves en Recreo

@luismedinalizalde | [email protected]

Don`t copy text!