|  

Avanzando entre caídas y levantadas

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
José Luis Medina Lizalde
José Luis Medina Lizalde.

La modificación del mapa político mexicano como resultado de las elecciones de 2021 anuncia una etapa muy movida, el presidente López Obrador recibe el aval ciudadano a sus políticas públicas mediante el “frenón” a la pretensión  oligárquica de crear un bloque legislativo capaz de boicotear presupuestos y leyes, pero le impone la inevitabilidad de la negociación con minorías legislativas para concertar cambios a la Constitución; se entiende que el presidente reaccione eufórico a una oposición que moviliza con su poder financiero a periodistas de perfiles que van de lo internacional a lo pueblerino.

Asentado lo anterior, el electorado manda un signo inequívoco contra el absolutismo gobernante sutil o descarnado, sepultando, ojalá para siempre, al gobernante que se ufana de que “aquí nomás mis chicharrrones truenan”.

Claudia Sheinbaum tendrá que ser exitosa en la interlocución con la mayoría de alcaldes provenientes de la oposición, fortalecida también en el congreso de la Ciudad de México. El gobernador de Tamaulipas, ahora tendrá que usar toda su capacidad política para interactuar con una mayoría legislativa contraria a la que le ha servido de escudo para no responder ante tribunales por los delitos que le finca la Fiscalía General de la República .

María Eugenia Campos gobernará el estado de Chihuahua teniendo que interactuar con Morena gobernando Ciudad Juárez, el municipio de más peso económico, político y demográfico y frontera de alta significación con los Estados Unidos.

La diversidad de procedencias políticas de los renovados mandos institucionales cancela modos que estuvieron vigentes hasta hace muy poco, la partidización de las funciones públicas no tiene campo propicio, las respuestas represoras mucho menos, la represalia del poder es boomerang, se asoma cada vez más el sujeto colectivo de los cambios hoy por hoy que es la conciencia en perpetua revolución. Un presidente que recibe que es adjetivado como “pendejo” por Aguilar Camín y que “aguantó vara” ante los insultos de unos exaltados viajeros en el mismo avión reivindica la libertad ciudadana frente al poder de manera tal que aleja las tentaciones autoritarias de los ocupantes de puestos públicos. La existencia de una ciudadanía firme, informada, vigilante y solidaria con lo que juzgue positivamente hace la diferencia.

Buscando lo menos peor

Ocasiones hay en que las opciones electorales son entre lo bueno y lo mejor, seguramente en algunos municipios, distritos y estados tuvieron ese privilegio, pero revisando la hoja de vida de muchos candidatos, advertimos que los partidos políticos fallaron y enfrentaron a muchos electorados a elegir entre lo malo y lo peor según su particular reflexión, es el caso de los votantes de Nuevo León que dieron más votos a dos candidatos bajo investigación por presuntos hechos delictuosos que por una candidata a la que se le descubrió mintiendo; la larga lista de impresentables victoriosos en las urnas hace ver la urgencia de reformar el sistema de partidos desde la sensatez y la decencia democrática.

Es la primera vez desde que se fiscalizan los gastos de campaña que quienes ganaron gubernaturas reportan gastos muy lejanos al tope de campaña fijado para cada estado una vez vencido el plazo el día previo a la jornada electoral, ciertamente, el derroche propagandístico explícito o encubierto fue muy inferior a los de otros tiempos, los políticos sensibles a lo que cambia descubren la pérdida de capacidad de influir en la ciudadanía de los medios de comunicación que se perciben “arreglados”, sin represión de por medio los “chayoteros” pierden relevancia en el proceso de formación de la opinión pública, ya no produce dividendos políticos usar dinero público castigando al crítico y premiando al lambiscón, la relación democrática es la mejor.

La delincuencia electoral no fue tan activa como en otros tiempos, pero también se hizo presente, mucho ayudaría al país  una revisión exhaustiva a la gasolina empleada por servidores públicos en los municipios  y legislaturas del último trimestre  para saber si por primera vez en muchos años no creció espectacularmente el consumo de combustible. En Zacatecas hay denuncias interpuestas que deberán seguir su curso, sería horrible que, habiendo evidencias de utilización de programas sociales con fines electorales no se proceda con rigor al respecto. (en un video que circula, una candidata muy jovencita le dio las gracias a los Servidores de la Nación” por su apoyo”), el lucro con la pobreza ofende, el reparto de calentadores solares, cemento y despensas  o dinero en efectivo a cambio de votos debe castigarse con mucha energía, trátese de quien se trate.

No te acabes AMLO

El apoyo popular al cambio verdadero logró que la #Cuarta transformación saliera bien del proceso electoral a pesar de encuestas inventadas, reclutamiento de impresentables y centralización de decisiones en extremo, por cuenta de vividores a costillas de AMLO.

Don`t copy text!