|  

Edición
Impresa

24 de enero

24 de enero

Aguas para molinos

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
José Luis Medina Lizalde
José Luis Medina Lizalde.

La dupla integrada por Ricardo Monreal y Dante Delgado no es novedosa, que mejor botón de muestra que el nombramiento como Secretario Técnico de la Junta de Coordinación Política de José Manuel Del Río Virgen, no obstante su pertenencia a un partido político sin representación suficiente en el Senado ni para integrar grupo parlamentario conforme a la norma.

Ambos senadores prefirieron capitalizar políticamente el duro trance del político que asumir una auténtica solidaridad a partir de la legalidad inherente al caso, se lanza al aire la balandronada de desaparición de poderes, se crea al vapor una comisión especial del senado y el 24 de diciembre se hacen presentes en Veracruz con la pretensión de visitar el presunto responsable de homicidio doloso, “quemando” etapas procesales para ejercer presión política antes de que el juez competente decida si declara al susodicho sujeto a proceso o lo libera, sabiendo que si la resolución es adversa a su defendido están el recurso de apelación y el juicio de amparo, inclusive, cuando no se descarta que la Fiscalía General de la República atraiga el caso.

La dupla Monreal- Dante no encontró eco, cuando menos inicial, en el resto de las fracciones, no declaran ni intentan reunirse con el detenido ni siquiera los otros integrantes de la “comisión especial”, prefieren esperar porque detectan el agua rumbo a los molinos.

Cuitláhuac García, gobernador de Veracruz blanco de las embestidas de la dupla, es el primero que accede al cargo sin previa pertenencia a los grupos políticos de poder. Su labor ha sido objeto de inmisericorde metralla política de parte de los grupos de poder económico y político de la entidad que ven con frustración que carecen de posibilidades competitivas por el fuerte liderazgo del gobernador y porque la zacatecana de origen y de arraigo veracruzano Rocío Nalhe no tiene rival en caso de que, como es de preverse, abandere a Morena en la sucesión local.

La segunda mitad de la gestión del Presidente López Obrador será de un entreveramiento sin precedentes entre procesos nacionales y locales.

Estamos en los comienzos de una transformación profunda que llevará décadas, el aterrizaje de sus principales postulados en los estados habrá de generar tensiones y exigirá en cada caso, gran claridad analítica y destrezas operativas de las clases políticas respectivas.

Exsargentos generales

En lo correspondiente a Zacatecas, al igual que en el resto del país, el real combate a la corrupción de élites y el abaratamiento de los costos del gobierno por la vía de la moderación de los ingresos de las élites políticas y la eliminación de lo superfluo, es paso obligado para dar eficacia a la recuperación de la paz y la creación de empleos.

El riesgo que se asoma es que a David Monreal se le acabe la fuerza en su mano izquierda y termine siendo un buen o mal administrador y no un gobernante que promovió los cambios necesarios, que enfrenta con éxito los obstáculos y que introduce bases irreversibles del cambio verdadero.

El desempeño del grupo parlamentario afín le debe preocupar mucho al gobernador, de nada le sirvió la mayoría para dar los primeros pasos para la moralización administrativa como respuesta al descrédito heredado de la legislatura anterior llamado “estafa legislativa”.

Sorprendentemente los chaquetazos se dieron en sentido contrario al acostumbrado, pues en vez de que el bloque de oposición perdiera “leales”, fue la fracción mayoritaria que le regaló a la minoría la capacidad de trabar nombramientos de puestos directivos del congreso al reformar la norma para pasar de la mayoría simple a la calificada y culminó su fracaso perdiendo la presidencia de la Comisión Permanente ante nada más y nada menos que Jehú Salas, exsecretario general de gobierno que le dio un triunfo al “tellismo” más fácilmente que cuando gobernaba.

La curva de aprendizaje amenaza con ser más prolongada de lo aconsejable.

Predomina, salvo algunas excepciones reconocibles, la sensación de que las tropas de campaña llegaron en tropel y dieron el salto de sargentos a generales, corre la versión de que el gobernador hará cambios para reforzar la calidad de su gobierno y que estos primeros meses echó mano de lo que tenía enfrente por vía de mientras.

El enigma

La interacción política entre lo local y lo nacional tiene singularidades en Zacatecas.

Dante Delgado ataca al gobierno de Veracruz como no lo hace ni lo hará con Enrique Alfaro ni Samuel García no obstante las diferencias.

A Ricardo Monreal las pertenencias partidarias nunca lo han detenido, ataca los propios y colabora con los de enfrente según se vaya necesitando.

¿Es descartable que su activismo obligue al gobernador decidir si jalará con “melón o con sandía” como Rubén Moreira con su hermano Humberto?

 

Don`t copy text!