|  

Edición
Impresa

18 de septiembre

Imagen Zacatecas edición del 18 de septiembre de 2021

Ser, deber ser y turismo

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Raúl Muñoz Del Cojo.

La diferencia entre el ser y el deber ser radica en los valores morales y éticos de las personas. Solo aquellos individuos que tengan claro cuales son los valores morales y éticos que deben regir su vida dentro de la sociedad serán capaces de llevar adelante una vida enmarcada dentro de lo que es “el deber ser”. En la ética uno es juez y parte de su conducta y también es responsable de lo que hacemos como persona conforme a la conciencia. La moral por su parte se refiere a normas impuestas por la sociedad que irán cambiando según la época en que se vive.

Comienzo así por el cuestionamiento actual en si los hoteles deben solicitar o no a sus huéspedes pruebas negativas de Covid-19, o simplemente deban de limitar su atención a personas vacunadas. Esto como siempre ha escalado a restaurantes, bares, centros de esparcimiento y otras actividades turísticas. Nos queda claro la importancia de la salud en esta pandemia, pero también no debemos de olvidar que el verano representa la temporada mas importante del año y la economía de las empresas turísticas debería continuar haciendo una mancuerna perfecta con la salud de los turistas.

Encontrar la combinación adecuada no está solo en mano de nuestras autoridades, ya que la responsabilidad corresponde a ambos y sin duda, debemos de hacer algo tanto viajeros como prestadores de servicios, así como usuarios locales en general. Si no logramos que los involucrados entiendan, la realidad será el reflejo de la falta de aprendizaje en el tiempo que lleva esta pandemia, así como en otras vividas con anterioridad.

De entrada, los posibles turistas deberían tomar como obligación hacerse una prueba Covid-19, antes de salir de vacaciones, y previo a tener el resultado de toda la familia, no debería de tomarse la decisión de hacer turismo. Pongo como ejemplo a un grupo de jóvenes conocidos que acudieron de vacaciones a la sierra; el requisito entre ellos fue hacerse dicho estudio y su presencia estaba supeditada al resultado del examen, esto sin duda es viajar con responsabilidad, no solo para la comunidad que se visita, sino para los jóvenes mismos. En pocas palabras todos seguros, todos disfrutando.

Como segundo punto sugiero que después de lo anterior en los destinos que visitamos no deberíamos de dejar de usar el cubrebocas, cuidar nuestra presencia en lugares cerrados, seguir con la regla de la sana distancia y procurar evitar fiestas y asistencia a bares a los que acudan muchas personas. Definitivamente no podemos evitar la diversión pero sí podemos hacerlo con responsabilidad y juicio.

Y como punto final, al regreso de los viajantes, deberíamos de guardar un tiempo de cuarentena para no contagiar en caso de salir positivos a la gente que nos rodea, con estas medidas sin duda podríamos trabajar, lo que faltaría como siempre es la conciencia de todos para que esto se pueda llevar a cabo.

Me queda claro que mientras no haya nada dentro del marco legal, cualesquiera de estas medidas resultarán prohibidas, pero espero que nuestros clientes tengan el suficiente sentido común para entenderlo y respetar las reglas locales.

Vale la pena ampliar la mirada a lo que ocurre fuera de México. Comenzaré con Inglaterra donde sus habitantes al vacacionar tienen la obligación de hacerse dos estudios para demostrar que están negativos a Covid-19, también deberán pasar ciertos días de cuarentena en casa. Francia por su parte obligará a todo el personal de salud a vacunarse y también exigirá un certificado de inmunización o un resultado negativo de covid para acceder a lugares públicos como restaurantes o cines, o viajar en trenes y en aviones. Cabe mencionar que para el presidente de Francia la vacuna no solo equivale a la salud, sino a poder conducirse con plena libertad.

En nuestro país, Jalisco regresa al cierre de lugares y a restringir libertades por el mes de agosto donde sin duda bajamos la guardia y olvidamos la importancia de seguirnos cuidando. Ante esta situación, en Zacatecas debemos dejarnos de politiquerías absurdas y afrontar el problema antes de que llegue. Con todo respeto a todos aquellos que se niegan a ver esta contingencia, les recuerdo que vivimos una situación extraordinaria y que los que vivimos del turismo no podremos soportar otro cierre más.

En vez de estar pensando en si es correcto o no, negar accesos a lugares a personas no vacunadas, si es un tema de igualdad o simplemente si se puede o no hacer, deberíamos ser solidarios y actuar para el bien común. No es una situación de derechos humanos, capricho o discriminación como muchos lo ven, simplemente es estar conscientes de estamos viviendo una situación de emergencia. Vacúnese, cuídese, use cubrebocas, lávese las manos seguido y respete la sana distancia, ya que solo así podremos terminar con esta situación.

Invito a la ciudadanía a que sea seria, se deje de juegos y tenga presente el ser y el deber ser por lo que le pregunto ¿con cuál se identifica? Hasta la próxima.

Don`t copy text!