|  

El tiempo - Tutiempo.net

Una mirada a la Catedral de Zacatecas

Memoria Viva, por el Cronista de Zacatecas.

Manuel González Ramírez

   |  9 octubre, 2019

memoria-viva-catedral

Fragmento de la portada norte de catedral.

A finales del siglo 17 la antigua parroquia ya experimentaba los embates del tiempo. Para estas fechas un grupo de zacatecanos comenzó a fraguar el proyecto de edificarle una capilla anexa al milagroso y muy venerado Santo Cristo de la Parroquia. Esta capilla fue erigida en su totalidad en las dos primeras décadas del siglo XVIII; su fachada y parte de sus muros se integrarían más tarde al cuerpo de la parroquia mayor (hoy catedral), siendo la fachada del Santo Cristo la más antigua de las tres que existen.

Mientras era construida esta capilla, la ruina y la poca capacidad de la parroquia mayor hacían pensar a los zacatecanos sobre la necesidad de hacer una nueva. Por ello, las autoridades civiles y religiosas de la ciudad consideraron necesario y urgente edificarla y pusieron manos a la obra.

Advertisements

La primera piedra fue colocada con toda solemnidad el día 8 de septiembre de 1718, por el Marqués de Uluapa, Chantre de Guadalajara y visitador de este Obispado. Ese día salió en procesión Nuestra Señora de los Zacatecas como parte de la doble celebración: su fiesta y la colación de la primera piedra de la nueva iglesia. A casi dos años de distancia de este acontecimiento, el conde de Santiago de la Laguna, construyó una capilla para la Patrona de la ciudad, al lado sur de la parroquia; su fachada, puerta y algunos de sus muros formarían parte del actual edificio.

Advertisements

Habían sido levantadas ya las dos capillas anexas pero debido a la escasez de recursos para emprender la obra material de la parroquia, el proceso de construcción fue pospuesto hasta 1729. El proyecto original contemplaba una sola nave pero en 1731 fue derribada la mayor parte de la capilla lateral de Nuestra Señora de los Zacatecas, igual suerte corrió la del Santo Cristo, para erigir una monumental iglesia de tres naves; considerando la poca capacidad de la anterior y la demanda de espacio de una populosa ciudad.

Para el año de 1736 parte del interior lucía un rico atavío de retablos de madera recubiertos con lámina de oro, donde destacaban las dos figuras más veneradas de la ciudad: el Santo Cristo de la Parroquia y Nuestra Señora de los Zacatecas, imágenes que perecieron bajo las llamas del voraz incendio que tuvo lugar el miércoles 25 de abril de 1736.

Después del fatal acontecimiento la obra de construcción siguió su curso hasta el 15 de agosto de 1752, cuando se llevó a cabo la solemne dedicación de esta iglesia, quedando pendientes las dos torres y detalles de grabado en algunas partes de la fachada.

A finales del siglo 18 se decidió concluir la obra, quedando terminada la torre sur el 5 de enero de 1782, de la otra solo se construyó un cuerpo. En 1904 por fin es terminada la torre norte por el maestro cantero Dámaso Muñetón. Esto fue posible gracias a la filantropía de la acaudalada señorita Josefa Brillanti y Ferniza quien patrocinó la obra. Los trabajos iniciaron el 1 de junio de 1904 y llegaron a feliz término el 8 de diciembre de ese mismo año.

Existe una mezcla de elementos barrocos, churriguerescos y neoclásicos en todo el monumento, se trata de una hermosa construcción que cuenta con una planta de tres naves, tres fachadas y dos torres. La fachada principal está dedicada al triunfo del Santísimo Sacramento y data de 1748, la fachada sur corresponde a Nuestra Señora de los Zacatecas y fue construida hacia el año 1720, y la del norte está consagrada al Santo Cristo de la Parroquia y fue hecha en las dos primeras décadas del siglo 18.

La torre sur recibió el nombre de Concepción y la norte ostenta el de La Inmaculada. La más “viejita” de las dos, Conchita, alberga en su interior la campana mayor que fue bautizada como Ana María Sanbuenaventura del Santísimo Sacramento.

Comentarios

 NOTICIAS RELACIONADAS