|  

Edición
Impresa

17 de enero

17 de enero

Ómicron es menos letal, pero reduce crecimiento económico y causa estragos

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Eduardo Ruiz-Healy.

Aseguré en este mismo espacio, el miércoles pasado, que “la variante ómicron del virus SARS-CoV-2 causará estragos sanitarios, económicos y sociales” y hoy todo indica que así está ocurriendo.

Todos los días se dan a conocer datos que muestran cómo la nueva ola de la pandemia está afectando a la economía de nuestro país y el resto del mundo.

En lo que a México se refiere, cada día hay más analistas que estiman que el crecimiento del PIB en 2022 será menor a lo que se esperaba antes de que surgiera ómicron y que nunca se alcanzará el optimista 4.1% que pronostica la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) redujo de 3.4% a 3.3% su estimado de crecimiento de la economía mexicana para este año.

Para algunos, hasta el pronóstico de la OCDE es optimista. Alonso Cervera, economista en jefe para América Latina de Credit Suisse, estima que el PIB crecerá 1.8%. Lo mismo cree el economista en jefe para América Latina de Citigroup, Ernesto Revilla, mientras que Carlos Capistrán, economista en jefe para México y Canadá del Bank of America, opina que el crecimiento no llegará al 2%. Gabriela Siller, directora de análisis económico de Banco Base, espera que la economía crezca entre 1.5% y 2.5%.

También en otros países se están revisando a la baja los estimados de crecimiento del PIB como resultado de los efectos que la nueva ola de la pandemia está teniendo sobre diversas actividades económicas.

En Estados Unidos hay quienes empiezan a ver difícil que el crecimiento alcance el 4% que pronosticó la Reserva Federal. El economista de Goldman Sachs, Jan Hatzius, redujo su pronóstico de aumento del PIB para el primer trimestre de este año de 3% a 2% y Oxford Economics estima que si ómicron sigue enfermando a más gente, el crecimiento podría caer por debajo del 2%.

En lo que al aumento del PIB mundial para este año se refiere, en octubre pasado el Fondo Monetario Internacional (FMI) estimó que sería de 4.9%; sin embargo, el mismo FMI advirtió que la aparición de la nueva variante afectará a la economía global y se espera que el 25 de enero dé a conocer su nuevo estimado después de que haya determinado qué tan grave será el impacto.

Un sector gravemente golpeado por ómicron es el de las aerolíneas, en donde por el número de pilotos, sobrecargos y personal de tierra que han enfermado de COVID-19, se han tenido que cancelar vuelos en todo el mundo. Tan solo en Estados Unidos, desde el 22 de diciembre hasta ayer se habían cancelado poco menos de 40 000 vuelos. Ayer ya se anunciaba que hoy se cancelarían 1691, mañana otros 422, más los que se vayan añadiendo a la lista. El mal clima en algunas zonas del mundo también ha contribuido a un buen número de cancelaciones.

En 2020 y 2021 las aerolíneas estadounidenses despidieron a miles de empleados y el año pasado perdieron 35 000 millones de dólares. Antes de que surgiera la nueva variante veían a 2022 con optimismo y ahora deberán revisar a la baja sus proyecciones de ingresos y utilidades para el año.

Ómicron ha demostrado ser menos agresiva y letal que la cepa original del coronavirus y su variante delta; sin embargo, se propaga más rápidamente que éstas y causa estragos.Sigamos cuidándonos.

*@ruizhealy

Don`t copy text!