|  

Morena saca el cobre

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Alejandro Moreno.

Pedazo a pedazo Morena se desmorona.

La fachada con la que se presentó ante la ciudadanía en las elecciones de 2018 ha caído para mostrar su verdadero rostro, que no es otro más que el de la irresponsabilidad, ineficacia, ilegalidad, abuso, prepotencia y cinismo.

Morena es un movimiento que no ha logrado ni logrará transitar a ser un auténtico partido político porque su naturaleza no es organizarse, gobernar ni dar resultados, sino erigirse a partir de oportunistas cuyo anhelo es servirse y abusar del poder público, careciendo de cualquier proyecto de gobierno y de solución a los problemas de la sociedad.

De ahí que el terreno fangoso sobre el que se edificó, hoy esté colapsando al maltrecho edificio de Morena.

No hay honestidad, respeto ni valores que valgan, para Morena lo importante fue llegar al poder público para servirse de él a costa de los más pobres y más vulnerables.

Las lastimosas noticias que diversos candidatos morenistas han protagonizado, además de ofender a toda la sociedad, ponen en evidencia el abuso, derroche y prepotencia con las que se conducen desde el poder.

El silencio -digno de auténticas momias- de los dirigentes de Morena frente a hechos condenables demuestra lo alejados que están del pueblo. No hay interés superior de la niñez, defensa de la integridad de las mujeres, régimen democrático ni ley que valga cuando de cuidarse la espalda se trata.

En una mentira más de su amplio listado, hace unos días decían que habían desaparecido el fuero, el mismo que hoy “resurge” para evitar que los suyos sean investigados por robar, mentir y traicionar al pueblo.

México no merece la tragedia que Morena está agravando desde el poder.

No existe problema que haya resuelto este no-partido, al contrario, cada día crea más, al tiempo de promover la desunión y polarización de las y los mexicanos.

Morena vive del conflicto y del problema, y México paga las consecuencias.

El 6 de junio próximo la ciudadanía debe votar por quien busca el bienestar de su familia, de su negocio y de su salud, no por quien solo quiere conservar el poder para seguirse despachando con la cuchara grande.

Es tiempo de evitar que Morena destruya a México y su futuro.

¡Va por México!

Don`t copy text!