|  

El tiempo - Tutiempo.net

“El vendedor de silencio”

“El vendedor de silencio”

Pablo Torres Corpus

   |  2 octubre, 2019

Pablo Torres Corpus

Pablo Torres Corpus

No tengo la menor duda que Enrique Serna es uno de los mejores escritores contemporáneos, desde hace años dejó constancia de su oficio y talentos en obras como: “El miedo a los animales”, “El seductor de la patria” o “Fruta verde”.

Sin embargo, su último texto, “El vendedor de silencio” (Alfaguara 2019), es fascinante. A lo largo de 483 páginas, Serna recrea la atribulada vida de Carlos Denegri, uno de los mejores periodistas de México, caballero encantador y seductor en la sobriedad, que al cruzar el puente de los cuatro tragos se convertía en el vivo ejemplo de la patanería y misoginia.

Con pasional viveza y un magnífico juego del tiempo, el autor recrea la vida del periodista, lo hace sin concesiones y sin halagos.

Además de narrar episodios monumentales de la interesantísima vida de Denegri, Serna tiene el sentido de recrear toda una época, de describir con pulcritud y decencia literaria todo un histórico capítulo del México de los 60´s y 70´s.

En la novela se enuncian y destacan los principales rasgos del México postrevolucionario, que llegó al poder a balazos y ya en la silla solo refinó el autoritarismo, pasando del plomo a la plata para callar a los rejegos.

Carlos Denegri fue hijo de una actriz argentina venida a menos pero casada con un revolucionario mexicano, Ramón P. Denegri, que trató y cuidó a Carlos Denegri con más diligencia que a sus propios hijos. Disculpándole excesos, tranzas y misoginia encumbrada, a grado tal que el propio Presidente de la República, Lázaro Cárdenas, le exigiera prudencia.

Sin el respaldo del padrastro, Carlos Denegri se forjó por sí solo una carrera en el periodismo, entendió a la perfección el momento histórico y la oportunidad de hacer fortuna vendiendo alabanzas, golpeteos, pero, sobre todo: silencio.

Julio Scherer calificó a Carlos Denegri como: “el mejor y más vil de los periodistas”, con esa sentencia y la sabrosa redacción de Enrique Serna, podemos disfrutar de una novela exquisita.

Desde el punto de vista intelectual, periodístico e histórico descubrirán los talentos y virtudes de Carlos Denegri. Desde la perspectiva humana descubriremos a un cínico arribista, todo desde el ala del gran Enrique Serna.

Punto Final

Y dijo: “si dan por hecho, los echo”. Amén.

*[email protected]

Comentarios

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos.