|  

Trae la pitaya abundancia para Jalpa

La temporada de pitaya beneficia a varios sectores.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

JALPA.- La Temporada de Pitayas en Jalpa es una de las más esperadas del año, pues representa un repunte para la economía local en distintos sectores como el alimenticio, el transporte y el comercio en general.

Para al menos 50 familias jalpenses, durante los meses de mayo y junio, las pitayas representan de un modo u otro una importante fuente de ingresos.

Aunque, generalmente, la temporada inicia a finales de abril, el precio de las pitayas y el sabor no es el mejor, pues el precio ronda los 15 y 20 pesos, y el sabor no es tan dulce; sin embargo, con los calores de mayo, las canastas se llenan de colores y lo dulce del fruto.

Abel se dedica a la venta de PItayas.

Recolectar la pitaya no es tarea fácil

Abel, es uno de los tantos vendedores de pitayas de la Plaza Aréchiga. Al inicio de la temporada, él va a recolectar las pitayas, lo que tiene su chiste, menciona, hay que madrugar para aprovechar el fresco de la mañana, evitar el calor y también ganarles a los pajaritos que buscan el desayuno.

Hay que llevar una gancha, que es una especie de canasta pequeñita formada con la misma madera de un palo largo de bambú o de carrizo; es necesario que sea muy grande, mínimo unos tres o cuatro metros de largo pues hay pitayos muy muy altos, señala.

Agregó que ahora, ya que está en apogeo la cosecha de pitayas, cambia su rol a revendedor, él compra las pitayas a quienes van a recolectarlas al campo.

Hoy día las compra a 4.50 cada una para darlas a cinco, por lo que agrega que para él ganar mil pesos necesita vender dos mil pitayas, a veces se gana y a veces se pierde.

La venta de pitayas permite reciclar cajitas de cartón.

También agrega que recolectar las pitayas es algo que tiene cierto grado de dificultad, hay que presionar levemente la pitaya para evitar que rompa su cáscara y se pierda su contenido.

Aunque las pitayas están llenas de espinas, muchas veces cuando está en su mero punto de maduración las espinas salen con un pequeño roce; muchas veces si hay que quitar las espinas y eso cuesta espinadas a quien las corta. Hay que cortar todas las que estén buenas en el día porque de un día para otro ya no sirven, se echan a perder con el calor.

Se mantiene estable el precio de las pitayas.

Este año, el precio de las pitayas se ha mantenido en los cinco pesos por pieza de pitaya de tamaño mediano; generalmente las más grandes las venden hasta en ocho pesos, bajando el precio en compras mínimas de cincuenta piezas.

Le temporada de calor endulza las pitayas.

Por otro lado, ya por la tarde, si aún tienen muchas pitayas, suelen bajar los precios a eso de las cinco o seis de la tarde, pues no se pueden vender al día siguiente. Algunas veces los vendedores de pitaya las venden a las paleterías, pues ahí hacen paletas de pitaya.

Por temporada de pitayas se benefician varios sectores.

La temporada de pitayas trae consigo a diversos sectores, los comerciantes de otro tipo de alimentos como los taqueros, vendedores de aguas frescas, dulces típicos y hasta los taxistas.

En este tiempo, los taxistas también tienen mucho trabajo, pues acuden constantemente a sitios como el aeropuerto a llevar o traer paisanos que vienen de distintos puntos de la Unión Americana, para comer pitayas.

Su precio ronda los cinco pesos.

Por otro lado, quienes elaboran dulces típicos también aprovechan la pitaya para hacer otro tipo de alimentos teniendo como base este fruto. -En la Dulcería Puro Zacatecas, son pioneros en la elaboración de mermelada de pitaya; lo que a su vez alarga la vida útil de ésta y permite disfrutar esta fruta en cualquier mes del año.

Don`t copy text!