|  

Edición
Impresa

17 de octubre

17 de octubre

Mejora Peñasquito la calidad del agua

Se beneficia a más de 300 personas.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

MAZAPIL.- Desde Newmont, en colaboración con las comunidades de Mazapil, la compañía independiente Avanzar y el Centro de Agua del Tec de Monterrey, como organismo técnico independiente, realizan el programa de monitoreo hídrico participativo.

A través de este programa, desde el año 2016, se verifica que el agua utilizada por los pobladores de la zona de impacto de la minera Newmont Peñasquito, cumpla con los estándares y normatividad nacional e internacional.

El agua se filtra.

La disponibilidad del agua es un tema importante para Newmont Peñasquito, por lo que trabajan con las poblaciones de Mazapil para mejorar la gestión del agua, en el abastecimiento, la infraestructura de captación, almacenamiento y distribución.

El programa se aplica, por ejemplo, en la comunidad de Mesas del Portezuelo, donde los habitantes formaron un comité que verifica que se realicen los monitoreos de calidad y de nivel del agua, esta tarea es dirigida por Avanzar, compañía independiente a Newmont.

Los monitoreos se realizan cada mes en el agua de un pozo de consumo humano que beneficia a aproximadamente a 300 personas de la comunidad, informó el delegado, Gerardo Morquecho.

Planta Potabilizadora

Una vez que se extrae el agua del pozo, pasa a la planta potabilizadora donde, por medio de un sistema de ósmosis inversa, se retira el exceso de sales; además, por medio de filtros, se retienen sólidos, olores y sabores.

Con la planta potabilizadora, además de eliminar las sales, también se rechazan otros compuestos como plaguicidas, fertilizantes, metales pesados, nitratos, fenoles, entre otros.

Vicente Herrera es habitante de la comunidad y también uno de los encargados de la operación de la planta potabilizadora, “el trabajo que hacemos aquí es tratar el agua que traemos del pozo” dijo.

La minera ha invertido en equipo de calidad.

Explicó que el agua sin tratamiento, a la que llaman cruda o fresca, llega a tres tanques que después de ser tratada ”generan 100 metros cúbicos cada 24 horas”, con lo que se da el abasto que la comunidad requiere.

Antes de tener la planta potabilizadora, comentó, únicamente se tenía una pileta y se mandaba agua cruda a la población.

El gasto del servicio de energía, monitoreo, suministro, así como el tema del tratamiento del agua, explicó, corre por parte de la empresa minera, por lo que para los pobladores de Mesas del Portezuelo no tiene ningún costo el servicio del agua.

Don`t copy text!